Un juez aceptó un amparo de un repositor de supermercados; alega que el impuesto recorta alzas salariales

Por Darío Palavecino  | LA NACION

MAR DEL PLATA.- EL juez federal Alfredo López hizo lugar al recurso de amparo planteado por un empleado repositor de mercaderías en supermercados que siente afectados sus haberes, y con ellos el presupuesto familiar, al quedar alcanzado por la aplicación del impuesto a las ganancias . El demandante, que en su último sueldo superó por primera vez los $ 5782 fijados como mínimo no imponible, recurrió a la Justicia, porque entiende que la retención afecta directamente a su economía cotidiana y recorta el efecto de recientes mejoras salariales obtenidas en paritarias. Y aclara que esos ingresos «de ninguna manera son ganancias», sino que se destinan a alimentación, transporte y gastos de vivienda, entre otras necesidades.

El magistrado, a cargo del Juzgado Federal N° 4 de esta ciudad, que rechazó la medida cautelar que acompañaba al recurso, solicitó que el Poder Ejecutivo Nacional y la AFIP, en un plazo de cinco días a partir de la víspera, brinden sendos informes sobre los alcances de la carga impositiva. «Se les ha solicitado que justifiquen la razonabilidad de la norma», explicó el juez a LA NACION.

Ayer, el abogado Julio Hikkilo, representante del empleado, presentó a López un pedido de reconsideración del rechazo a la medida cautelar. «Si se espera a que se resuelva el amparo, el trabajador habrá perdido valor y beneficios de sus ingresos, y sabemos que una justicia lenta no es justicia», dijo a LA NACION.

Los ingresos de este repositor, que se desempeña en supermercados pero al servicio de terceros, quedan alcanzados por el impuesto, a partir de una reciente mejora de haberes y por el pago de la primera cuota del aguinaldo. Por eso la queja, ya que la aplicación del impuesto licúa aquel aumento salarial.

«La preocupación fue creciendo en los últimos 30 días, porque veíamos que se acercaba la fecha del aguinaldo y no se actualizaba el mínimo no imponible», señaló Hikkilo, que también es secretario general del Sindicato de Repositores Externos y Marketing de esta ciudad, enrolado en la Central de Trabajadores Argentinos que lidera Pablo Miceli.

La presentación se hizo por un único caso sólo para no congestionar el trámite en el juzgado. Pero el letrado aclaró que en este gremio y otros hay miles de trabajadores en las mismas condiciones que su representado, que es casado y sin hijos. «Estamos logrando aumentos del 20 al 22% para mejorar ingresos y con la aplicación de este impuesto, esas mejoras no van al trabajador, sino que se las queda el Estado», se quejó.

 

Comments

comments