Quienes trabajamos desde Conciencia Solidaria para la preservación de la vida en equilibrio vemos la necesidad de compartir estas breves líneas para exponer en ellas lo que inclaudicablemente sostenemos con acciones desde que nos constituimos como grupo ambientalista.

La campaña para frenar la devastación que conlleva la explotación de megaminería y la minería de radiactivos nos alentó y alienta en la utilización de toda herramienta que nos permita llegar al fin necesario y urgente, la prohibición nacional de estos perversos métodos de extracción metalífera.

En cada acción demostrativa, en cada video, en cada denuncia y en cada encuentro que realizamos nos movemos con la verdad, verdad que día a día se hace más conocida ante nuestra sociedad. Nos mueve el amor por la vida y la responsabilidad para defenderla.

Conciencia Solidaria sustenta su accionar junto a personas que donan su energía para participar de esta forma de defensa y cuidado del medio ambiente y de la dignidad humana. Somos compañeros en esa tarea, y nos reconocemos en el esfuerzo de encontrar las soluciones a los problemas de urgencia ambiental o que atañen a los derechos humanos. Somos concientes y solidarios. Con esa actitud trabajamos e invitamos a todos a sumarse y participar en la tarea de difundir las terribles consecuencias de la contaminación generada por la industria de la megaminería con el propósito de lograr su prohibición en la Argentina.

Uno de nuestros lemas de campaña es “El agua y la vida no se negocian”. Somos fieles a esta consigna, fidelidad que no permite ambigüedades ni tibiezas. Con métodos pacíficos y en firmeza continuamos acompañando la resistencia de miles de personas damnificadas por el flagelo de este modelo extractivista. Conocerlos y conocer las zonas afectadas nos ratifica que nuestra tarea es por la verdad.  Verdad ratificada y registrada por el trabajo de profesionales y de científicos mundialmente reconocidos, de las universidades más prestigiosas del mundo, incluidas la de Argentina, no aliados a las corporaciones.  Los testimonios y pruebas son contundentes, es tal la perversidad del método megaminero que no permite términos medios, o se está contra la megaminería o se está a favor.

Para Conciencia Solidaria el producto social no puede ir en contra de la gente. Quienes nos gobiernan suelen prometer mejoras sociales por medio de desastres ambientales. Esas mejoras, por ese camino, nunca llegarán. Solo la desolación, incluso para aquellos que creen que estarán a salvo comprando embotellada el agua que beben.

¿Se vienen tiempos difíciles? Sí y lo serán más aún si no tomamos conciencia y accionamos. Como habitantes de la zona sur de nuestro hogar estamos acostumbrados a las crisis, forman parte de nuestras vidas. Pretendemos vivir estos tiempos sin miedo, desde el lugar de nuestra verdad, expresada en todas nuestras acciones, de las que podemos dar explicaciones claras y breves (esa es la ventaja y la fortaleza social con que contamos). Nuestra verdad no es soberbia, está formada por múltiples verdades, en permanente y compartida revisión, estamos en estado de construcción colectiva propulsando el cambio. Y es una tarea de muchos.

Les agradecemos por la posibilidad de compartir con ustedes estas líneas. Y los saludamos muy cordialmente.

Conciencia Solidaria

Para más información comunicarse con:
Sandra Gioia
Coordinadora de Prensa de Conciencia Solidaria
011 15 3264 3601

Los medios de comunicación pueden colaborar difundiendo la canción
 BASTA YA, su video clip y el spot con Natalia Oreiro.
También invitar al público a ingresar a www.decibastaya.org , para adherirse a la campaña.

«Conciencia Solidaria busca establecer un vínculo entre las necesidades de urgencia ecológica y las posibles soluciones. Delineamos estrategias y usamos todas las herramientas puestas al servicio: la interrelación con otras personas o grupos para la acción, la exigencia ante los organismos  gubernamentales, la difusión, la educación, la orientación de individuos, y fundamentalmente el medio “vivo”, es decir, ser ejemplo de lo que se aspira, porque creemos que la búsqueda de la conciencia no se impone, se vive en cada momento»

Comments

comments