El Tesoro Público español adjudicó el total del objetivo máximo establecido de 3.000 millones de euros para sus emisiones de bonos del jueves, pero el costo de su financiación volvió a dispararse ante las tensiones del mercado secundario.

El temor a que nuevas medidas deajuste que prepara el Gobierno para reducir el déficit público dañen adicionalmente a una economía en recesión, disparó la prima de riesgo y los rendimientos de los bonos domésticos antes de la reunión del BCE en la que su consejo bajaría las tasas de interés a un mínimo histórico.

Adicionalmente, el entusiasmo que generó la cumbre de los líderes europeos de la semana pasada en Bruselas también se enfrió a falta más detalles sobre los acuerdos. A tres años con cupón del 4,0 por ciento, el Tesoro adjudicó 1.239 millones de euros frente a los 2.829 millones solicitados, con una rentabilidad marginal del 5,197 por ciento desde el 5,510 por ciento de la anterior emisión del pasado 21 de junio.

A cuatro años con cupón del 4,25 por ciento, el Tesoro adjudicó 1.015 millones de euros frente a los 2.594 millones solicitados, con una rentabilidad marginal del 5,621 por ciento desde el 5,443 por ciento de la anterior emisión del pasado 7 de junio.

Finalmente, a 10 años con cupón del 5,85 por ciento, el Tesoro adjudicó 747 millones de euros frente a los 2.377 millones solicitados, con una rentabilidad marginal del 6,505 por ciento desde el 6,121 por ciento de la anterior emisión del pasado 7 de junio.

Comments

comments