«Irán es un actor y debería formar parte de la solución, tiene influencia y no podemos ignorarla»

Annan pide la participación iraní al plan de paz para Sira

París. (EFE).- El enviado especial para Siria de la ONUy de la Liga ÁrabeKofi Annan, pidió hoy que los esfuerzos para resolver el conflicto en ese país no se centren en Rusia dada la influencia que tienen también en el mismo naciones como Irán. «Irán es un actor y debería formar parte de la solución. Tiene influencia y no podemos ignorarla», admitió en una entrevista concedida al diario Le Monde, en la que destaca que centrarse de manera única en la actuación rusa «irrita mucho a los rusos».

«Me sorprende que se hagan tantos comentarios sobre Rusia, mientras que a Irán se le mencione menos y sobre todo, que no se diga nada sobre otros países que envían dinero, armas y que tienen peso sobre la situación en el terreno», indicó. A su juicio, hay muchos factores en juego y todos esos países, que no precisó, «dicen querer una solución pacífica pero toman iniciativas individuales y colectivas que minan el propio sentido de las resoluciones del Consejo de Seguridad».

Annan realizó por ello un llamamiento a las potencias que tienen interés en la región para hacer cesar la violencia iniciada en marzo de 2011, apelando a la necesidad de encontrar la manera de colaborar. «¿Acaso no es deseable que hallen la forma de trabajar juntos, para garantizar que Siria no estalle en pedazos, no expanda los problemas a sus vecinos y evitar que cree una situación incontrolable en la región para todo el mundo?», se preguntó.

El mediador de la ONU y de la Liga Árabe admitió que los esfuerzos de la comunidad internacional para poner fin al conflicto de manera pacífica y política han sido importantes, pero que han fracasado por el momento y que «puede que no haya ninguna garantía» de que vayan a lograr su objetivo. «Ante todo -subrayó en ese vespertino- hay que pensar en los pobres sirios y en los habitantes de la región. Espero que se imponga la razón, al menos en lo que respecta en la defensa de los intereses de los Estados».

Para Annan, la manera en que la «responsabilidad de proteger a la población» se utilizó en el caso de Libia ha creado además un «problema de concepto» para los rusos y los chinos a la hora de abordar la situación en ese otro país. «Los rusos y los chinos se sienten defraudados: habían adoptado una resolución en la ONU que se transformó en proceso de cambio de régimen, lo que, desde su punto de vista, no era la intención inicial», señaló a modo de explicar las reticencias actuales de ambos países. Y aludió, igualmente, a la posibilidad de buscar alternativas a las acciones emprendidas hasta ahora, con el fin de terminar con una represión que según cifras facilitadas ayer en París durante la III conferencia de los Amigos de Siria, ha causado al menos 15.000 muertes y ha provocado decenas de miles de heridos.

Comments

comments