Para la ONU, Argentina y Brasil dieron marcha atrás con algunas de las medidas de liberalización del comercio.
El país recibe menos inversión extranjera de la que podría, según su potencial económico. Pero lo que llega, advierte el reporte anual sobre inversiones que publica la Conferencia de Naciones Unidos sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD), tiene alto impacto en términos de valor agregado, empleo, salarios, impuestos y formación de capital.
De acuerdo al reporte anual sobre inversiones que publica la  Conferencia de Naciones Unidos sobre Comercio y Desarrollo  (UNCTAD), la Argentina recibió una cantidad de inversiones extranjeras por «debajo de las expectativas».

De todos modos, en un estudio comparativo sobre lo que  efectivamente recibe por inversiones extranjeras y lo que podría recibir, el país se ubicó al mismo nivel que países como Finlandia, Italia, Japón, Corea del Sur, Suecia y Sudáfrica.

Donde la Argentina verdaderamente se destacó es en un apartado en el que la UNCTAD busca determinar el impacto que la inversión extranjera tiene en términos de valor agregado, empleo, salarios, impuestos y formación de capital.

El país se ubicó allí «por sobre las expectativas» y en un  cuadro comparativo estuvo al nivel proporcional de países como Alemania e Italia.

Comments

comments