Los pedidos del gobernador para que en los departamentos no se inicien obras que no tengan el presupuesto asegurado fueron bien recibidos por los jefes comunales.

Los intendentes recibieron bien el pedido del gobernador para cuidar los gastos y sólo inicar las obras que tengan presupuesto comprometido. Es que según manifestaron no hay otra forma de enfrentar la crisis. Por ello, sabiendo de la llegada de lo que Gioja definió como «tiempos de austeridad» los jefes departamentales apuntan a mejorar la recaudación.

El representante de 9 de Julio, Walberto Allende expresó: «a mi me parece perfecto lo que dijo el gobernador, y coincido plenamente con él. Lo importante es que ya tenemos varias obras con las partidas correspondientes y además que no se van a ver comprometidos los fondos de la coparticipación». Asimismo añadió que ellos están trabajando en la red de gas y en el parque industrial, mientras que proyectarán por si se puede remodelar la plaza de la villa cabecera.

En referencia a la forma de hacerle frente a la crisis económica Allende fue categórico diciendo que todos los intendentes coincidieron en que la forma es mejorar la recaudación. «Tenemos muy bajos índices de pago de tasas, ya que sólo llega al 40%. Por ello mejoramos el sistema de llegada a los vecinos, llevando las boletas y manteniendo los valores para que los habitantes de la comuna paguen» resaltó. Además añadió que además de los planes de pago habilitaron una línea telefónica para aquellos dueños de fincas que no viven en el departamento y quieren que les acerquen las boletas al Gran San Juan para poder hacer el pago. «Hay que hacer autocrítica, los municipios fallamos en cuánto a la cobranza y eso es algo que hay que mejorar» concluyó.

Por su parte el intendente de Valle Fértil, Francisco Elizondo, aseguró que es un tema preocupante porque el departamento tiene otras realidades. «Nosotros ahora estamos trabajando en un proyecto para ampliar las represas y los reservorios de agua para sembrar más pasto y para eso no tenemos presupuesto, pero es algo muy necesario. Pero confiamos en que el gobernador nos va a ayudar, como siempre lo hace» dijo.

Consultado por las tasas Elizondo destacó que sólo el 1% de los vecinos las paga, por lo cual hace un mes que implementaron un sistema nuevo que consiste en mandar jóvenes casa por casa para acercar las boletas a los domicilios y ofrecer planes de pago. «Esperemos que de esta manera los vecinos se comprometan y paguen las tasas» manifestó.

Desde Rivadavia, Ana María López de Herrera, apuntó a la recaudación como solución a la falta de fondos.

Por su parte el intedente de San Martín, Pablo Santibañez, resaltó que la crisis económica es preocupante pero aseguró que la recaudación de tasas es primordial. Para ello también implementaron un sistema de entrega de boletas a domicilio, mientras que hay personas que se encargan de recorrer las viviendas para cobrar el cánon. En cuánto al funcionamiento de esta innovación, el jefe comunal dijo que el porcentaje de recaudación era del 30% y ahora está en el orden del 45%.

Comments

comments