En medio del dolor por el crimen de su hija, la mujer recargó responsabilidades contra el ex marido de la joven que recibió 140 puñaladas. “Es un manipulador”, dijo.

 

La madre de María Cristina Olivares, la mujer de asesinada el pasado fin de semana y que recibió 140 puñaladas, habló públicamente por primera vez y recargó culpas en Miguel Ángel Palma, como responsable del brutal asesinato.

La mujer, cuyo nombre no trascendió, habló con radio Sarmiento y afirmó que “él (Palma) es un manipulador. Luchábamos por sacar a mi hija adelante y todo el esfuerzo por separarlos fue inútil. Después de seis meses de ausencia, él reaparecía y le daba vuelta la cabeza en diez minutos. Lo mismo hizo con Rosa Videla, es una víctima más de él”.

La madre de Olivares fue categórica respecto a la situación de sus nietos: “No voy a dejar que me los quiten. Ellos siempre estuvieron con nosotros”

La autopsia reveló que la joven pocitana y madre de dos hijos recibió 140 puñaladas, muchas de las cuales se efectuaron cuando ya estaba muerta.

El juez Leopoldo Zavalla Pringles, a cargo de la investigación, dijo que Cristina fue sujetada de su mano derecha primero, y luego de la izquierda para reducir sus posibilidades de defensa. Después comenzó la saña contra la joven de 26 años quien soportó viva los primeros puntazos donde la interceptaron y luego fue trasladada en auto hasta calle Picón a metros de calle 7 en Pocito. Allí le dieron las últimas puñaladas hasta que murió. Luego, la siguieron lastimando por la espalda.

Se puede estimar, según el juez, que por la profundidad de los cortes, los puñales pudieron haber sido de una mujer. Pero aún no están del todo claras las participaciones de cada uno de los detenidos: Miguel Ángel Palma (ex pareja), Rosa Videla (actual pareja de Palma), Ramón Videla (hermano de Rosa) y Noelia Corvalán (cuñada de Rosa). Hasta el momento está claro que “puede verse el propósito deliberado del homicidio” pero aún no se advierte el cuadro de responsabilidades de los sospechosos. Aún buscan el celular de la víctima.

Comments

comments