Lo afirmó la vicepresidenta de Rajoy tras el Consejo de Ministros que aprobó el ajuste más duro de la democracia española. La reunión fue presidida por el rey Juan Carlos

 

 

 

El Consejo de Ministros ha aprobado ya las medidas que anunció el pasado miércoles el presidente Mariano Rajoy, y que establecen el recorte de 65.000 millones de euros en el presupuesto público, entre otras medidas, con la subida del IVA, la baja las ayudas por desempleo, y el fin de una paga extra por Navidad que recibían los funcionarios, los cuales han salido este viernes a la calle para protestar por las medidas.

 

Rajoy ha excluido a los banqueros, a los millonarios, a la Iglesia, y a la Casa Real de los ajustes exigidos por el rescate de la UE y el FMI. En cambio, una de laspolíticas más duras que entra en vigor es la que reduce a la mitad, a partir del séptimo mes, la asignación por desempleo que reciben los que han perdido su trabajo.

La vicepresidenta del Gobierno y ministra de Presidencia, Soraya Sáenz de Santarmaría, ha reconocido hoy que “España vive hoy uno de los momentos más difíciles y dramáticos de su historia reciente” en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros.

 

La vicepresidenta anunció que se aprobarán unas veinte leyes de aquí a final de año. Una de ellas ha sido la subida del IVA. “Es obligado hacerlo”, dijo el ministro de Hacienda Cristóbal Montoro durante esa misma conferencia de prensa. “Por las circunstancias, por las recomendaciones, por la situación de prioridad absoluta de reducción del déficit (…)Esta recesión es grave, es la segunda. No hay más remedio“.

 

Sáenz de Santamaría reconoció que “este Gobierno ha adoptado medidas que no son justas y que son impopulares, porque estamos pidiendo a muchos españoles que están ya en una situación muy complicada esfuerzos adicionales”.

 

Otra de las medidas adoptadas prevé la supresión de la deducción por la compra de vivienda. Por el contrario, los empresarios gozarán de una reducción de las cotizaciones a la Seguridad social.

 

“Dije que bajaría impuestos, y los estoy subiendo. No he cambiado de criterio ni he renunciado a bajarlos en cuanto sea posible, pero las circunstancias obligan”, había dicho Rajoy cuando anunció los recortes. Su Gobierno pretende ahorrar 65.000 millones de euros en dos años, lo que equivale al 6,5% del PIB español.

 

Los ajustes han despertado en los últimos días varias protestas sociales entre la que destacan la de los mineros. También se ha generado mucha polémica con los aplausos en el Congreso de los diputados del PP mientras Rajoy anunciaba los recortes, y un“¡que se jodan!” que profirió la legisladora Andrea Fabra cuando Rajoy anunciaba el tijeretazo a las prestaciones por desempleo.


EL Consejo de Ministros que se ha celebrado este viernes se llama “deliberante”, ya que las decisiones se tomaron en una reunión posterior en la que ya no estaba el rey, que sólo tiene un papel simbólico. Los medios nacionales han subrayado el hecho de queprimer Consejo que preside Juan Carlos en la actual legislatura sea precisamente el que aprueba las reformas más duras desde el retorno de la democracia.

 

Con el de hoy, el rey ha convocado en doce ocasiones el Consejo de Ministros –suele ser una vez por año– desde la aprobación de la Constitución de 1978, con los sucesivos gabinetes de Felipe González, José María Aznar y José Luis Rodríguez Zapatero

Comments

comments