El ministro de Salud remarcó que “al personal se le paga para que trabaje”.Por Walter Rios – Diario De Cuyo

El pedido de la Unión Docentes Agremiados Provinciales (UDAP) de elevar de 1 a 2 años una licencia por enfermedad y seguir cobrando el 100 por ciento del sueldo se topó de frente con el primer rechazo oficial. El ministro de Salud, Oscar Balverdi, aseguró que no está de acuerdo con el planteo, ya que “sería una desproporción con respecto al resto de los empleados” y destacó que “al personal se le paga para que trabaje”. Actualmente, los estatales (incluidos los maestros) cuentan con 1 año de permiso por enfermedad de largo tratamiento, en el que perciben la totalidad de sus haberes. Y la idea del sector docente es tratar la ampliación de ese plazo a 2 años en la próxima reunión paritaria con el Gobierno, fijada para el 25 de julio, según confirmó Roberto Rosa, de UDA.

La postura de Balverdi no es una opinión que cae en saco roto ya que se trata de uno de los funcionarios que es consultado para ese tipo de decisión. Es que bajo su órbita se encuentra la Dirección de Control y Reconocimientos Médicos (la llamada Junta Médica), que es la encargada de otorgar y controlar las licencias de salud de todos los estatales. Es más, el director de esa repartición, Miguel Díaz Garay, afirmó que recibió el mandato del ministro para organizar y aumentar los controles de un área que “no funcionaba”.

Por su parte, la ministra de Educación, Cristina Díaz, la encargada de llevar la voz oficial durante la negociación, no contestó los llamados de este medio.

NUEVA DISPUTA
El tema de los permisos se trató en paritaria (por fuera de la discusión salarial) y en febrero, los docentes consiguieron más días en las licencias por maternidad, paternidad y atención de algún familiar enfermo. El punto que quedó pendiente fue el período para las enfermedades de largo tratamiento que comprende a aquellas patologías como las psiquiátricas o las cancerígenas, entre otras.

En el nuevo encuentro con las autoridades del Ministerio de Educación, el gremio UDAP (el más numeroso) quiere modificar el actual esquema que establece que un agente puede estar 1 año de licencia cobrando la totalidad de su salario y extender el plazo por otros 12 meses más, pero con una reducción del 50 por ciento del sueldo. La nueva propuesta apunta a que los maestros cobren el 100 por ciento durante los 2 primeros años y que a partir del tercero se reduzca el salario a la mitad (ver aparte).

En el Gobierno la idea no convencía y ayer Balverdi hizo punta. Remarcó que “sería una desproporción con respecto al resto de los empleados”. Fuentes del Gobierno habían manifestado que poner en marcha el nuevo régimen sólo para los docentes dejaría en un plano de desigualdad al resto de los trabajadores públicos. Ante la consulta de DIARIO DE CUYO de por qué no aplicarlo para todos, el titular del área de Salud resaltó: “¡Porque hay que trabajar! Se paga para que el personal trabaje”. Fuentes cercanas al ámbito de la negociación explicaron que la implementación de esos plazos en las licencias acarrearía un importante incremento salarial. Es que de esa forma, el Gobierno le paga al maestro que está con el permiso y al mismo tiempo, a aquel que lo está reemplazando a través de una suplencia. Si bien no dieron a conocer la cantidad de licencias por largo tratamiento que se han otorgado, las fuentes resaltaron que representan un número significativo de la cantidad de cartas médicas entregadas.

Comments

comments