Las reservas de la web cayeron de casi u$s1 millón a cerca de u$s120.000. El bloqueo de Visa y Mastercard complicó su situación financiera, pero podrá recibir donaciones a través de un sistema de tarjeta de crédito francés

WikiLeaks, cerca de quedarse sin fondos

En su sitio, la agrupación anuncia: “Nos vemos forzados a suspender nuestras operaciones relacionadas con publicar material nuevo con tal de asegurar nuestra supervivencia económica”.

Según informa The Wall Street Journal, las reservas de WikiLeaks han caído drásticamente en el último año y medio y quedaron en cerca de u$s120.000, cuando en diciembre de 2010, antes de la polémica publicación de cables, estaban en casi u$s1 millón.

En los primeros seis meses de 2012, WikiLeaks gastó unos u$s300.000, mientras que sus ingresos en donaciones alcanzaron solamente los u$s40.000

Las dificultades financieras del sitio de filtraciones se profundizaron luego de que Visa yMastercard, entre otras empresas de pagos, bloquearan las transacciones a la organización, lo que dificultó las donaciones.

El bloqueo se inició poco después de que WikiLeaks comenzara a hacer públicos cerca de 250.000 cables confidenciales del Departamento de Estado de los Estados Unidos, momento en que las donaciones a la web estaban en su pico más elevado.

A lo largo de 2011, sin embargo, fueron mermando, impulsadas por las medidas de Visa y Mastercard.

La organización anunció que necesita conseguir en el corto plazo al menos u$s1.2 millones para continuar con su “misión”.

En un comunicado de prensa publicado en su página, WikiLeaks afirma que ha logrado armar un nuevo circuito de donaciones a través del sistema de tarjetas de crédito Carte Bleue que, aunque “está asociado a al sistema de Visa/Mastercard global” estas últimas están “contractualmente impedidas de separar directamente comerciantes a través del sistema de Carte Bleue”.

En este sentido, WikiLeaks señaló que la ONG francesa Fonds de Défense de la Net Neutralité (FDNN, Fondos para la defensa de la neutralidad de la web) ha establecido un circuito para que Wikileaks pueda recibir donaciones a través de una cuenta en Carte Bleue que la ONG ha gestionado.

Así, aquellos que quieran realizar donaciones podrán hacerlo mediante FDNN, que luego las girará a WikiLeaks.

En su web, la agrupación transmite su grito de batalla en palabras de Julian Assange, su polémico fundador: “Los vencimos en Islandia y, por Dios, los venceremos en Francia también”.´

Comments

comments