La distracción amañada de los medios oficialistas y gobierno en esta semana, es instalar un proyecto de ley para que estén habilitados el acompañante y el motociclista -para circular-, para eso sacaron un gran titulo en el pasquín más vendido en San Juan y este lunes el ministro de seguridad se florea en otros medios del mismo multimedio de un mendocino. Una buena forma de distracción e intento de hacerla durar toda la semana! El objetivo de la normativa sería para bajar la ola de motochorros que se vive en la provincia principalmente en el micro centro, pero esto no es solución, solo sería un dolor de cabeza para conductores y particulares que viajan con ellos, además de tener que hacer el trámite en Emicar seguramente (juntando una moneda más) pasar por un control policial burocrático irrumpiendo la vida cotidiana además de “sentirnos sospechados de algo” seria un paso más profundizando el control de la sociedad, como vivir un estado de sitio! Nadie dice que no lo estamos.

 

Curiosidades eternas:

Por lo pronto empezaría por preguntarle al ministro de seguridad ¿Cuál es el perfil del motochorro? ¿Esta dispuesto a someter a la sociedad a este estado de control? Usted a que atribuye la ola de inseguridad en San Juan? Claro antes de formular estas preguntas tendré que, inclusive preguntarle, que le puedo preguntar?

 

No es de esperar menos en una provincia donde las políticas de desarrollo no existen, solo se encuentran en los discursos oficiales y la mayoría por entrega de la nación que de apoco le suelta la mano al mandatario local. La negación y contundente fracaso de la mega minería contaminante a cielo abierto con cianuro que no da mas de mil trabajos directos e indirectos, y sin ninguna otra luz ni idea de generar trabajo genuino y reactivación industrial, se sigue engañando a la sociedad con esta mentira y no solo eso sino que se esta partiendo introduciendo un salvaje fanatismo en negación de la realidad, se excluyó como factor económico a la vitivinicultura con el hostigamiento a la restricción de agua entregándola a las mineras, es así como la actividad ya esta desapareciendo convirtiéndos en la desgracia del mundo, cambiando  la frase de Sarmiento hoy seriamos “el culo contaminante del mundo” en una provincia que muchos dicen que ahora existe, solo para hablar de su mala reputación!

Comments

comments