El ministro de Desarrollo, Martín Ferré, volverá a recibir a los representantes del sector, que amenazan con cortar el servicio desde el miércoles. Más de 2 millones de chicos, afectados

El ministro de Desarrollo Social, Martín Ferré, y representantes de la Asociación de Prestadores de Servicios de Comedores Escolares y Afines de la Provincia volverán hoy a reunirse para intentar destrabar el complicado conflicto que pone en jaque a los comedores escolares bonaerenses.

Los proveedores responderán la propuesta de la Provincia de deporsitar 46,5 millones de pesos para cancelar parte de la deuda global de 500 millones de pesos, con una “contrapropuesta”. Así lo anunciaron a El Informador, por La Redonda, en el marco de la crisis por la que el sector advierte que el próximo miércoles dejará de prestar el servicio.

Ante la gravedad de la amenaza, que afecta a más de 2 millones de chicos en toda la Provincia, Marcelo Luci, vicepresidente de la Asociación, explicó que “no se trata de una medida de fuerza ni de una protesta. Acá no hay una cuestión política: nosotros no damos más, yo tuve que hipotecar mi casa y vender una camioneta y no pude pagar completamente los salarios de junio. No podemos seguir prestando el servicio sin cobrar”.

El proveedor recordó que la Provincia adeuda al sector siete meses y medio y un monto total de 500 millones de pesos y que la explicación del Poder Ejecutivo por la mora es que “no hay dinero”. Luci contó que los retrasos comenzaron en el segundo semestre de 2011 y en enero ya había cinco meses de deuda.

Por otra parte, destacó la voluntad de diálogo de la Provincia, lo que propició “que continuemos prestando el servicio, a pesar de que no estamos cobrando”.

Y aseguró que “el conflicto se destraba si nos depositan 200 millones, que es el equivalente a dos meses de deuda”.

Y para finalizar, reiteró: “Somos empresarios muy pequeños, estamos pidiendo que nos depositen dos meses para tener liquidez. Día a día nos vamos cayendo. Son riesgos de cada empresario, que se asumen o no. Pero estamos en una situación casi terminal, encima intimados de la AFIP y ARBA”.

BONOS

Sobre la posibilidad de que las empresas acepten tomar un bono por 150 millones de pesos para achicar el total de la deuda, Luci expresó: “Nos tienen que explicar bien cómo sería eso. Somos empresarios muy chicos, nunca vimos un bono. Entre nosotros hay hasta almacenes de barrio que le venden a la escuela de enfrente”.

de: http://www.eldia.com.ar/

Comments

comments