Presidentes del Mercosur dan la bienvenida a Venezuela

La Argentina, Brasil y Uruguay oficializan en Brasilia el ingreso de Caracas al organismo. El acto no contará con Paraguay, opositora a la llegada del país bolivariano y suspendido desde la destitución de Fernando Lugo

Crédito foto: Reuters

Los mandatarios de los cuatro países participantes –la brasileña Dilma Rousseff, el venezolano Hugo Chávez, el uruguayo José  Mujica y la argentina Cristina Kirchner, se encuentran reunidos en estos momentos. Se prevé que a las 12:30 se difundirá una declaración a la prensa antes de que los mandatarios se trasladen al Palacio Itamaraty, donde compartirán un almuerzo en honor de los Jefes de Estado.

A las 10:55 (13:55 GMT) se hizo la foto oficial en el Palacio de Planalto para luego dar comienzo a una reunión entre los cuatro presidentes.

La Cumbre de los presidentes del Mercado Común del Sur (Mercosur) y de Venezuela para sellar políticamente el ingreso de esta última al bloque comenzó el lunes con una reunión de técnicos de los cuatro países en la mañana del lunes y por una de cancilleres en la tarde.

 

En la reunión de diplomáticos, los cancilleres anunciaron queVenezuela tendrá cuatro años para cumplir con el proceso de incorporación.

La decisión de incorporar a Venezuela al bloque al que intenta entrar desde hace 11 años fue adoptada el pasado 29 de junio en una reunión a puertas cerradas en la que participaron los presidentes de la ArgentinaCristina Kirchner; de BrasilDilma Rousseff; y de UruguayJosé Mujica.

Durante el crucial encuentro, celebrado en el marco de la 43 Cumbre del Mercosur, fue tomada en forma simultánea la resolución política de suspender a Paraguay, el cuarto socio del bloque, por considerar que la destitución del ex presidente Fernando Lugo no respetó los principios democráticos que pautan el espíritu del bloque.

 

‘La llegada de Venezuela beneficiará incluso a Paraguay’

El ministro de Defensa Celso Amorim recibió a Infobae América en Brasilia. Defendió el ingreso de Caracas al Mercosur y precisó el rol de las FFAA en la defensa de los recursos naturales

Crédito foto: Reuters

 

 

– ¿Cómo evalúa su ministerio la participación del Ejército en las favelas?

 

Es importante decir que eso se hace en el marco de la Constitución. Las FFAA pueden ser empleadas en situaciones en que la capacidad de seguridad de los estados esté comprometida y no sea suficiente. En el caso de las favelas de Río de Janeiro, especialmente en el Complejo Alemao, no fue una decisión del Gobierno Federal, fueun pedido del propio gobernador del estado, porque la criminalidad en Río se estaba saliendo de control y el foco principal, no el único, de donde venía esa criminalidad eran esas favelas.

 

La presencia de las FFAA es muy ostensible, es muy visible. Tienen un poder de disuasión muy fuerte. Nos quedamos un poco más de tiempo de lo planeado porque había necesidad de avanzar, pero hoy ya está de vuelta la Policía, como debe ser. En esas situaciones, la presencia de las FFAA tiene que ser con lugar, tiempo y objetivo limitado. Pero reitero que no es función de las FFAA desarrollar la inteligencia para combatir el narcotráfico. No nos interesa militarizar las acciones de seguridad pública.La seguridad pública es una cosa y las FFAA son otra. Es algo natural, incluso en losJuegos Olímpicos de Londres hay militares.

 

 

–  Precisamente, de cara a los Juegos Olímpicos y el Mundial de Fútbol, ¿se considera esa posibilidad?

 

Sí, como lo tuvimos en la Conferencia Río + 20.

 

 

– ¿Entonces no es una estrategia de Estado que las FFAA participen en seguridad, salvo en casos excepcionales?

 

No es una estrategia, pero sí exige una preparación porque puede ocurrir. Las favelas ha sido un caso, pero hay también situaciones como las huelgas de las policíasestatales. En el inicio del año tuvimos varias, y las FFAA también fueron convocadas. Pero siempre limitadamente y saliendo tan pronto la situación se normalice.

 

 

– ¿Para que no suceda algo como lo que ocurre en México con la participación en la lucha contra el narcotráfico?

 

No voy a citar ejemplos de otros países.

 

 

– ¿Cuáles son los ejes de la Defensa brasileña?

 

Bueno, justamente volviendo al tema de las favelas, quiero decir que ésta ha sido una cuestión importante, pero sería distorsionar lo que es la Defensa brasileña poner el foco en ese aspecto. Nuestra preocupación principal es la disuasión frente a amenazas externas.


No de la región, porque en la región hay cooperación con toda América del Sur. Peropara garantizar la paz y proteger nuestros recursos tenemos que asegurar la disuasión ante posibles amenazas externasNo se puede estar entre las siete grandes economías del mundo y pensar que nadie está interesado en sus recursos: en nuestro caso, la energía, el petróleo, la Amazonía, la biodiversidad, la capacidad de producción de alimentos, todo eso requiere de una disuasión para que no se lo ponga en riesgo.

 

Para completar este razonamiento, creo que es necesaria más disuasión y, aunque no ahora sino a futuro, será una empresa colectiva de América del Sur.

 

 

– ¿Cuáles son las acciones principales de Brasil para proteger sus recursos?

 

Estamos desarrollando un submarino de propulsión nuclear, eso va a ser un gran cambio para nuestra Marina. Brasil tiene una muy extensa costa, casi 8 mil kilómetros, y una faja muy grande de recursos en la plataforma continental. Eso requiere de una presencia muy grande. A futuro, quizá tendremos amenazas de piratería.

 

El submarino es un ejemplo, pero también en otras áreas estamos tratando de equiparnos adecuadamente para tener una buena disuasión. Reitero que a largo plazo -no digo mañana o pasado porque estas cosas llevan tiempo- Sudamérica tiene que pensar en coordinar la disuasión hacia fuera.

 

 

– En ese sentido, ¿cuáles cree que son las amenazas que deberían llevan a Sudamérica a defenderse en conjunto?

 

Brasil no tiene enemigos, entonces no es que sea éste o aquel país o esta situación específica, pero en un mundo en el cual la energía es un bien escaso, en el que labúsqueda por alimentos y por el agua va a ser cada vez más grande -por hablar de algunos de los recursos que tenemos-, yo creo que tenemos que estar cuidando de ellos adecuadamente.

Yo no puedo decir de dónde vendrán las amenazas, pero para que no vengan tenemos que estar bien defendidos. Es como una persona que pone una cerradura fuerte, no sabe quien representa una amenaza pero sabe lo que tiene que cuidar.

 

 

– Con Colombia se firmó un acuerdo para integrar las industrias bélicas. ¿Hay posibilidades de sumar a los otros países?

 

Se trata de aumentar la cooperación entre las industrias de Defensa y, para dar el ejemplo, Brasil decidió comprar cuatro lanchas colombianas, que son muy buenas. En vez de buscarlas en los EEUU o en Europa o en China, si hay un país de la región que tiene una buena producción, lo compramos. Y podemos hacerlo con otros países.

 

Hay otros ejemplos de cooperación industrial en Defensa, como por ejemplo el avión de carga y de transporte de tropas que se está haciendo para reemplazar los viejos Hércules, donde participa la Argentina y otros países. Hay interés de Chile y Colombia también.

 

 

– ¿Le preocupa a Brasil la cooperación en defensa entre Rusia y Venezuela?

 

No, no creo que tenga ningún objetivo agresivo en relación con Brasil ni a la región, pero de una manera general nos gustaría que los países de la región cooperasen más entre sí. Pero eso podría aplicarse a otros países, usted me podría haber preguntado por la relación entre Colombia y Estados Unidos. Brasil también tiene cooperación con Francia, que esta participando en los submarinos. Entonces prefiero hablar de una manera más general, sin singularizar.

 

No creo que haya motivos para preocupación, como tampoco hay hoy, por la manera en que las cosas evolucionaron, preocupación por la cooperación entre Colombia y EEUU. ¿Por qué? Porque hoy tenemos el Consejo de Defensa Sudamericano en el cual hay un gran esfuerzo de creación de confianza y son discutidas estas cuestiones de manera muy franca. Entonces, no hay una preocupación específica con eso.

 

De una manera más general cuanto más cooperemos entre nosotros, cuanto menos necesitemos de cooperación externa, sobre todo si involucra una presencia física,mejor. Pero que compren sus cazas aquí o allá, eso no nos importa.

 

 

– ¿Cómo evalúa la cooperación regional en materia de lucha contra el narcotráfico?

 

Hay que dejar en claro que no es la misión primordial de las FFAA la lucha contra el narcotráfico sino la defensa contra amenazas externas. Puede ser que el narcotráfico sea una amenaza pero el rol de combatirlo y de tener una estrategia para ello es de otros órganos. Pero, por nuestra presencia en la frontera y el mar también tenemos una función, por ejemplo, las operaciones Ágata que hicimos en la frontera.

 

Los objetivos son varios: narcotráfico, contrabando, minería ilegal en la Amazonía. No es que no vamos a tener participación en casos de narcotráfico si identificamos un delito, pero sería una distorsión poner las FFAA en esa lucha directamente. Pasó en otros países y los resultados no son los mejores.

 

 


– ¿Es real que hay una presencia de células terroristas en la Triple Frontera?

 

No, no creo. Eso se basa sobre todo en el prejuicio en relación con la población de origen árabe. Brasil, como tiene 10 millones de personas de origen árabe, si fuéramos a tener prejuicios con ellos…. incluso el vicepresidente es de origen árabe. También en la Argentina hay mucha población de origen árabe.

 

Lo que sé -porque acompañé ese tema como canciller- es que muchas veces, incluso cuando estaba en vigencia el mecanismo 3+1, EEUU nos decía ´hay lavado de dinero, hay terroristas´… Nunca se comprobó.

 

 

– Incluso se habló de presencia de Hezbollah o de grupos iraníes…

 

Es una cosa más compleja. Hay una discusión entre algunos países. Israel quiere que Europa reconozca como grupo terrorista a Hezbollah. Pero Hezbollah es parte de la organización política de El Líbano. No voy a entrar en esa discusión, pero no es lo mismo hablar de Hezbollah o de Hamas que, guste o no, son organizaciones políticas, establecidas legítimamente, que de organizaciones terroristas. Tampoco sé que haya habido relación específica con terroristas, pero es una organización política y social legal en su país.

 

 

– La inestabilidad política en Paraguay ¿podría generar problemas ahí o en otras zonas de la frontera que comparten?

 

No, no veo eso. La cuestión de Paraguay y la forma en que el presidente Fernando Lugofue destituido tiene que ver con la superestructura política. Económicamente continuamos teniendo una relación normal y también en lo que atañe a la defensa y la seguridad.

 

 

– Apenas se concretó la destitución de Lugo, se habló de la posible instalación de una base militar estadounidense en Mariscal Estigarribia.

 

El propio canciller del actual gobierno lo desmintió. Entonces yo no creo que eso pase y vuelvo a decir: eso sería totalmente… mejor que no diga nada, porque si ellos mismos lo desmintieron no lo irán a hacer (risas).

 

 

– ¿Cómo cree que se puede resolver la situación de Paraguay en el Mercosur y en la Unasur?

 

Es muy difícil prever lo que va a pasar, creo que no me cabe a mí como ministro de Defensa decir cuáles son las condiciones que tienen que ser atendidas para que se vuelva a una normalidad. Pero va a depender de los gestos que se hagan en relación a la próxima elección. No voy a dar sugerencias, pero es posible que la cosa se encamine bien siempre que se pueda tener un gobierno de manera totalmente legítima.

 

 

– ¿Qué opinión tiene del ingreso de Venezuela? -algo por lo que usted trabajó mucho. ¿Cree que puede ser algo negativo por cómo se dio el ingreso?

 

El ingreso de Venezuela es muy positivo para todos, incluso cuando Paraguay vuelva, va a ser muy positivo para Paraguay por varios motivos: un mercado muy importante, un gran productor de energía que puede suministrar a precios más convenientes que los internacionales, es un país con potencial de participación en el FOCEM (Fondo de Convergencia Estructural del Mercosur).

 

Puede parecer paradójico que diga esto, pero es bueno que haya más equilibrio en la región. Brasil y Argentina tienen un peso totalmente determinante en el Mercosur. El ingreso de Venezuela va a hacer eso un poco más equilibrado. No sé los porcentuales actuales, pero creo que Brasil suministra el 70% del FOCEM. Eso no es bueno, es mejor para todos que esté más distribuido. Además esto sigue la visión del Mercosur como verdaderamente debe ser, no como el mercado común del Cono Sur sino con vocación para toda América del Sur. Dificultades va a haber, no puede haber solamente cosas fáciles.

 

 

– Las duras críticas al Mercosur, formuladas tanto desde sectores ubicados más a la derecha del espectro político, caso del gobierno de Federico Franco, como más a la izquierda, caso de sectores en Uruguay, ¿ponen en riesgo la profundización de la integración?

 

El problema no es que sean de izquierda o derecha. El problema de Paraguay es específico. Pero nosotros tenemos relaciones con todos los gobiernos si quieren tener cooperación con nosotros, como ocurre con los gobiernos de Chile o Colombia, que podría ser llamados de centro derecha.

 

Desafortunadamente, es difícil tenerlos como socios plenos del Mercosur, en este momento histórico por lo menos, pero no porque sean de derecha o izquierda. Lo que es una dificultad son los acuerdos de libre comercio con países de afuera de la región, pero pese a eso tenemos una relación económica muy fuerte. Brasil siempre hizo hincapié en que no fuera sólo una cosa retórica.

 

Ahora hablamos del acuerdo con Venezuela, claro que es importante lo del Arancel Externo Común o cuestiones de aduana, pero en términos de liberación comercial no es tan distinto de lo que habíamos acordado conla ComunidadAndina, que sirvió de base parala Unasur.

 

Que Chile, Colombia o Perú no tuvieran esos acuerdos y estuvieran totalmente volcados a la integración con el Mercosur, desde mi punto de vista sí sería positivo. Pero no es el caso, podemos hacer sólo lo posible.

FUENTE: INFOBAE

Comments

comments