El represor Jorge Olivera, que declaró ayer en el marco de los juicios que se sustancian en la provincia por delitos de lesa humanidad, prometió juicios a testigos, elogió a Gioja, aseguró ser “un preso político” y añoró una Corte Marcial, ya que “los tribunales ordinarios no entienden cómo se maneja el Ejército”.

 

Por qué elogia al Gobernador?

Olivera desatado: elogió a Gioja, dijo que Camus es mala y prometió juicios a testigosEn una declaración sorprendente por el nivel de cinismo, el represor Jorge Olivera, acusado de ser uno de los máximos responsables en San Juan de la represión durante la dictadura, arremetió contra los testigos, contra el Tribunal, contra “el régimen gobernante” y aseguró ser un preso político.

Enumeremos algunos de los puntos sobre los que hizo referencia el represor:

Elogió al gobernador Gioja, “por su valentía en venir a declarar aclarando que no buscaba deseo de venganza”. Lo parafraseó para asegurar que él también consideraba que “no debemos dejarles a las generaciones futuras estos sentimientos, sino que debemos contarles las cosas como pasaron”.

También refiriéndose a la declaración del titular del ejecutivo provincial, ratificó lo dicho por Gioja cuando señaló que pudo verlo a olivera en su lugar de detención. “Había ido a interiorizarme por un preso”, justificó.

Sobre Margarita Camus, querellante y testigo en la mega causa, aseguró que “nunca vi tanta maldad junta, utilizada para incriminarme de cualquier modo”.

Para Eloy Camus eligió la descalificación personal: “Tiene una presencia sanmartiniana en el caso. No se le conoce trabajo ni modo de vida; sólo lucra con el sufrimiento de los jóvenes que lucharon por sus ideales”. En este párrafo, Olivera no aclaró de que manera operaba la metáfora que parangonaba a Camus con el padre de la Patria; ni precisó a qué jóvenes y a qué ideales se refería; si a los jóvenes que resistieron a la dictadura o a los jóvenes cómo él.

Otro punto relevante fue la definición de su situación penal: “Soy un preso político del régimen gobernante”, aseguró.

Olivera tuvo su párrafo para el Tribunal de la causa y para la justicia ordinaria en general: “Estos casos deben ser tratados en una Corte Marcial, porque esta justicia (la ordinaria) no conoce nada de cómo se manejan las Fuerzas Armadas”.

Para finalizar, alegó lisa y llanamente desconocer a varios de los testigos que se presentaron y anunció que, al menos a Virginia Acosta y a su marido, le iniciará un juicio por falso testimonio agravado.

 

VER: FALLECIÓ HÉCTOR MIGUEL SEGUÍ

“La propaganda de Diario de Cuyo contra la Constitución del 86, el boycot del propio Alfonsín – que en San Juan era un bloquista más -, y una mentira horrenda articulada entre Leopoldo Bravo, Francisco Montes y el Obispo Italo Sverino Di Stefano. Difundiron que el radicalismo iba a enseñar en las escuelas públicas, cuando fuera gobierno, educación sexual sobre unas colchonetas. La especie, absurda por donde se la mira, tenía un morbo muy especial para la feligresía católica sanjuanina cuya capacidad de hipocresía suele ser muy fuerte”.

Comments

comments