Por Pedro da Costa y Mark Felsenthal
WASHINGTON (Reuters) – La Reserva Federal dijo el miércoles que la recuperación de la economía estadounidense perdió fuerza este año, pero se abstuvo de lanzar un nuevo estímulo monetario pese a señalar que no descartaba comprar más bonos en el futuro.
Los funcionarios de la Fed afirmaron en el comunicado posterior a su reunión mensual que la economía se había “desacelerado en alguna medida” y reiteraron su decepción con la lenta baja de la tasa de desempleo, actualmente en el 8,2 por ciento.
Pese a no anunciar medidas concretas, la Fed dijo que estaba preparada para hacer más con miras a apuntalar a la economía.
Algunos en el mercado podrían verse decepcionados porque la Fed no extendió más allá de fines del 2014 su promesa de mantener bajas las tasas de interés.
“El comité seguirá de cerca la información sobre los acontecimientos económicos y financieros y proveerá una expansión (monetaria) adicional de ser necesario”, dijo la Fed en su comunicado, con un cambio respecto del lenguaje que había usado en la reunión de junio.
El presidente de la Fed de Richmond, Jeffrey Lacker, volvió a expresar su disenso ante el cronograma de fines del 2014.
El crecimiento de Estados Unidos se desaceleró a un 1,5 por ciento en el segundo trimestre por la debilidad del gasto de los consumidores. Además, el desempleo permanece demasiado alto para la tranquilidad de un banco central que tiene el doble mandato de mantener baja la inflación y una tasa de empleo elevada.
La creación de empleo se desaceleró marcadamente en el segundo trimestre del año a 75.000 puestos por mes desde los 226.000 trabajos generados en el periodo previo.

Comments

comments