También incorporó los bienes de su pareja

Con sus cuentas pesificadas, como ordenó la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, el patrimonio del vicepresidente Amado Boudou sumó una nueva moto durante 2011 y llegó a poco más de $ 1 millón. Aumentó así apenas 4,6% con respecto al año anterior, según surge de la declaración jurada que presentó el viernes ante la Oficina Anticorrupción.

El patrimonio de Boudou llegó a $ 1.070.836 e incluye un departamento en Puerto Madero, tres motos de colección, un auto Audi A4 modelo 2008, más de $ 230.000 depositados en varias cuentas y el 50% de dos sociedades que comparte con su amigo de la infancia José María Núñez Carmona, cuyo presunto rol en el “caso Ciccone” es investigado desde hace meses por la Justicia.

A diferencia de 2010, no obstante, Boudou incluyó a su pareja, Agustina Kampfer, como “cónyuge” y debió detallar sus cuentas. Ella aportó otra moto Harley Davidson y otro departamento de 106 metros cuadrados en Palermo. Detalló que lo compró en 2010 por $ 475.200 con “ingresos propios y préstamos” por $ 357.300 (no precisó de qué banco o acreedor), aunque declaró ingresos por $ 72.000 al año como monotributista.

Tras declarar que trabaja 84 horas semanales como vicepresidente -el equivalente a 12 horas cada uno de los siete días de la semana o 14 horas de lunes a sábados-, la presentación de Boudou aportó datos singulares. Entre otros, que corrigió la fecha en que dijo haber adquirido su primer auto, que ya le generó una causa penal y un reclamo civil de su ex esposa.

Hasta ahora, Boudou sostenía que el Honda Civic CRX del Sol modelo 1992 lo había comprado el 1° de julio de ese año, por lo que planteaba que era suyo desde antes de casarse con Daniela Andriuolo. Y, por lo tanto, que no debía sumarse a la “sociedad conyugal” a dividir tras su divorcio.

Sin embargo, Boudou jamás pudo comprar ese auto en julio de 1992 porque en ese momento se encontraba en medio del océano, en ruta a la Argentina, lo que a su vez derivó en una causa penal por presunta falsedad del contenido de la declaración jurada patrimonial de 2010 y, también, un reclamo civil de su ex esposa.

Boudou pareció darle ahora la razón a su ex mujer y fijó 1993 como nueva fecha de compra, como también corrigió el nombre de la sociedad dueña del departamento de Madero Center en el que vive, a la que declaró deberle más de $ 25.000. Esta vez la identificó como Searen SA, vinculada a London Supply SA -de su amigo Miguel Castellano-, tal como reveló LA NACION, y que transfirió $ 1,8 millones para levantar la quiebra de la ex Ciccone.

RASTROS DEL “CASO CICCONE”

Por el contrario, Boudou eliminó toda alusión a Fabián Carosso Donatiello, el supuesto inquilino de su departamento en el River View que allanó la Justicia el 4 de abril y que disparó la ofensiva que terminó con el apartamiento del juez Daniel Rafecas y del fiscal Carlos Rívolo.

La comparación de sus declaraciones muestra ese cambio. En 2010, Boudou detalló que Carosso Donatiello le adeudaba $ 10.000. Pero el viernes nada dijo sobre el socio de Alejandro Vandenbroele, quien a su vez se encargó de pagar las expensas, el cable y el teléfono de ese departamento, según verificó la Justicia.

Con un salario anual de $ 413.932 como ministro de Economía, Boudou también corrigió un error material de su anterior declaración. En 2010 detalló que acumulaba 145.600 dólares pero luego consignó que se trataba de pesos. Ahora, acaso por otro error de tipeo, declaró que es dueño de sólo el 10% del departamento del River View, en vez del 100%, aunque mantuvo el mismo valor fiscal y de compra.

Sus participaciones accionarias ofrecen otros vínculos con el caso Ciccone. Declaró controlar el 50% de Inversiones Inmobiliarias Aspen SA -por la que dijo cobrar $ 325.000 en dividendos, junto a Núñez Carmona, quien viajó alrededor del mundo pagado por The Old Fund, la sociedad controlante de la imprenta-, y otro 50% en Hábitat Natural SA, que valuó en 140.040 pesos, aunque su capital social asciende a 720.000 pesos.

Boudou declaró su participación en Hábitat Natural aunque no figura en los registros. Por el contrario, junto con Núñez Carmona figura Ignacio Danuzzo Iturraspe, el abogado que ventiló los mensajes de texto que intercambió con Rafecas por el “caso Ciccone” y forzó su recusación.

Comments

comments