El municipio blanqueará a todos los vehículos truchos y llevará las autorizaciones de 46 a 192.Por Walter Rios – Diario De Cuyo

Las licencias de remís en Caucete pegarán un salto exponencial: de las 46 que existen actualmente, se multiplicarán por un poco más de 4 y pasarán a ser unas 192. Eso es lo que se desprende del proyecto de ordenanza que elaboró el Ejecutivo municipal y que este jueves será debatido en el Concejo Deliberante. La medida tiene como objetivo blanquear a todos los remises truchos que circulan en el departamento. Inicialmente la gestión del intendente Juan Elizondo calculó que el total de habilitaciones iba a ser de unas 150, pero el cupo será mayor y ya despertó quejas en el gremio que nuclea a los choferes.

En mayo, el municipio dio a conocer el proyecto para ordenar el sistema y estimaban que los autos truchos eran alrededor de 100. Pero tras un relevamiento que ordenó el intendente Juan Elizondo, esa cifra se elevó a cerca de 146, según manifestó. Con esa cantidad, más las habilitaciones ya otorgadas, se fijó el nuevo cupo.

El proyecto tiene el camino allanado para aprobarse debido a que el oficialismo cuenta con mayoría en el Concejo, pero a su vez genera resistencia en el gremio Unión de Propietarios de Autos de Alquiler (UPADA). Su titular, Víctor Carbajal, aseguró que con esa decisión “se va a saturar el mercado” y explicó que “cuando los choferes tengan que pagar impuestos, no les va a resultar rentable, van a vender las licencias y van a seguir en la ilegalidad”. Los remises cauceteros han sido y son protagonistas de una fuerte polémica ya que aquellos que tenían la vieja habilitación, sólo podían trasladar pasajeros dentro del departamento. Sin embargo, en la práctica, siempre llevaron gente hacia el centro (al igual que los truchos) y luego hacían el viaje de regreso con pasaje. Esa maniobra generó dos puntos de conflicto. En primer lugar, los propios remiseros pedían licencias para moverse fuera del ejido departamental (las que entrega Tránsito y Transporte) y no ser víctimas de los inspectores. Y en segundo término, desató críticas desde UPADA, quienes aseguran que colman de vehículos al mercado. En cuanto a las nuevas autorizaciones, Elizondo remarcó que son para que trabajen dentro del radio caucetero, pero Carbajal se mostró descreído porque aseguró que para conseguir que el trabajo sea rentable, van a “colectivear” desde el departamento hasta el centro y viceversa.

El jefe comunal destacó que la idea es regularizar el transporte y en cuanto a los remises que no tienen ningún permiso, aseguró que “no voy a matar la fuente de trabajo”. Para establecer el cupo de licencias, el Ejecutivo llevó adelante un relevamiento en el que se determinó que eran 46 los vehículos que cuentan con viejas autorizaciones municipales y alrededor de 146 los truchos. En base a ese total, el proyecto de ordenanza fijó que se entregará 1 licencia por cada 200 habitantes. Según el último censo, Caucete tiene 38.500 habitantes, por lo que la comuna está en condiciones de entregar 192 permisos. Con ese límite, el jefe comunal resaltó que “no se entregará ni una licencia más”.

Para obtener la licencia, los interesados deben cumplir con los requisitos de la ley de Transporte: contar con carnet de conducir, el seguro contra terceros, la revisión técnica obligatoria y que el modelo del auto no exceda los 10 años, entre otros puntos. El intendente destacó que la comuna cobrará un canon por la licencia, pero resaltó que el monto aún no está establecido. Con lo que se recaude, afirmó que se creará un cuerpo de inspectores que controlarán a los remises.

Comments

comments