ES SOCIALMENTE PELIGROSO Y PARA COLMO PUEDEN APELAR CON TODAS LAS CONCLUSIONES EN MANO:

Procesan al hijo de Abelín por atropellar y matar a un chico

Es la muerte de Hernán Lastiri, tras un accidente en 2010. Una juez lo acusó de homicidio culposo.

El hijo del Jorge Abelín, ex intendente de Rivadavia y actual asesor del Gobierno, quedó procesado por atropellar y matar con su auto al adolescente Hernán Javier Lastiri. Aunque Juan Pablo Abelín trató de desligar su responsabilidad en el fatal accidente ocurrido en 2010, dando una versión distinta a la de ocho testigos; la juez del Cuarto Juzgado Correccional estableció a través de la investigación que el hijo del funcionario transitaba a una velocidad mayor a la permitida, que jamás frenó y no tomó recaudos frente a ese chico de 16 años que cruzaba por una senda peatonal de avenida Libertador y al que arrolló trágicamente.

El procesamiento por el delito de homicidio culposo se conoció esta semana, aún está en trámite de notificación para las partes, por lo que todavía puede apelarse. La resolución de la juez Silvia Peña Sansó de Ruiz y su secretaria, la doctora Silvina Balanza, también contempla un embargo de 250.000 pesos contra Juan Pablo Abelín, de 26 años. La investigación reveló que el 11 de diciembre de 2010, a las 1.10, Hernán Lastiri cruzaba a pie Libertador, a la altura de calle Manuel Zavalla (o Cabañas), en Rivadavia. El chico encaró por la senda peatonal de Norte a Sur, cuando el semáforo estaba en rojo para los vehículos que circulaban de Este a Oeste. Cruzó dos de los carriles, pero al llegar al tercero, el semáforo cambió a luz verde y fue ahí que el auto Volkswagen Fox de Juan Pablo Avelín, que venía de Este a Oeste, lo levantó por el aire, según la causa. El coche se detuvo muchos metros adelante y luego fue corrido del lugar. Esa madrugada, Lastiri terminó gravemente herido y horas más tarde falleció en el hospital.

Abelín dijo en su declaración que circulaba a 50 km/h y pasó con el semáforo en verde. Y que atropelló al adolescente a los 30 metros de atravesar calle Zavalla, no en el cruce. Es más, aseguró que otro auto lo esquivó primero, que él hizo una maniobra evasiva, frenó y tocó bocina, pero igual lo embistió, según la causa. El perito contratado por su familia también planteó que la víctima no iba por la senda peatonal y que Abelín circulaba a 58 km/h. La ley establece un máximo de 60 en las avenidas.

Por el contrario, casi todos los testimonios y otros dos peritos complicaron a Abelín. Algunos testigos dijeron que mientras aguardaban el cambio de luz en el semáforo, Lastiri empezó a cruzar porque tenía el paso y que en ese momento se puso en verde, según las fuentes. Declararon que cuando aún nadie avanzaba, vieron aparecer de atrás al auto de Abelín y ahí arrolló al chico. Ninguno observó que haya hecho alguna maniobra para esquivarlo, tampoco que frenara o tocara bocina, según la resolución. En base a esos testimonios y principalmente a las pericias, la juez Peña Sansó de Ruiz dio por acreditado que Juan Pablo Abelín transitaba a 70.2 km/h, que actuó imprudentemente al no tomar recaudos al llegar a ese cruce y que además nada lo exime de culpa, aún si el chico hubiese cruzado con el semáforo en rojo, según de fuentes del caso.

FUENTE: REDACCIÓN COSMOS FM/DIARIO DE CUYO

Comments

comments