Dpa | El Cairo

Crece la tensión en la Península del Sinaí, pocos días después delataque de un grupo terrorista, vinculado a la Yihad Mundial que acabó con la vida de 16 soldados de frontera egipcios.

Los atacantes siguieron luego viaje a Israel, donde ocho de ellos murieron a manos del Ejército israelí. El primer ministro del Gobierno de Hamas en Gaza, Ismail Haniye, acusó a Israel de haber orquestado dicho ataque.

En la madrugada del martes al miércoles, alrededor de una veintena de personas han muerto en la zona de la aldea de Toumah como consecuencia de una ofensiva aérea lanzada por el ejército egipcio tras un ataque perpetrado horas antes contra efectivos de sus cuerpos de seguridad en la ciudad de Al Arish, la capital de la provincia de Sinaí Norte.

Según la agencia egipcia Ahram News, las víctimas podrían sermilitantes islámicos.

La operación

la ofensiva egipcia se llevó a cabo con helicópteros Apache y con la ayuda de la Segunda División de Infantería. Un alto funcionario militar en el Sinaí dijo a Afp que la operación continúa.

El martes, los soldados egipcios y la policía habían llevado a caboredadas en busca de sospechosos en las casas de la zona del ataque, según funcionarios de seguridad.

Un corresponsal de Afp también vio los camiones que transportan excavadoras hacia la ciudad de Rafah, en la frontera entre Egipto y Gaza. Estos dispositivos se pueden usar para acabar con los estrechos túneles que permiten el contrabando entre Egipto y el enclave palestino.

Egipto decidió en la noche del domingo para cerrar «indefinidamente» el paso de Rafah, único punto de cruce entre el territorio palestino y el mundo exterior no controlado por Israel.

Ataque en Al Arish

Horas antes varios hombres abrieron fuego contra cinco puestos de control del ejército egipcio y la policía en Al Arish, cercana a la frontera con Gaza. Los atacantes, que tenían en su poder armas automáticas, comenzaron a disparar a bordo de varios coches en los que han tratado de huir, si bien dos de ellos han sido detenidos.

Seis personas han resultado heridas en estos primeros ataques, entre ellas, dos oficiales de policía, tres soldados y un civil, que se encuentra en estado crítico, según recoge Al Yazira.

Egipto quiere recuperar la zona

Este lunes, el ejército egipcio prometió «vengar» a los 16 guardias fronterizos muertos en el ataque atribuido a «terroristas». «Juramos en nombre de Dios que se les hará justicia», dijo el Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas. «Los egipcios no van a esperar mucho tiempo para ver la reacción» a este ataque, dice el comunicado.

El presidente egipcio, Mohamed Morsi, prometió asimismo recuperar el control de la península del Sinaí. En un discurso televisado dijo que había dado «instrucciones claras» en este sentido.

El ejército egipcio está poco presente en la península desértica debido a la desmilitarización de esa zona bajo los acuerdos de paz de 1979 entre Israel y Egipto.

Tanto Israel como Egipto han declarado el estado de máxima alerta en la zona fronteriza. Egipto, de hecho, ha decidido cerrar de forma indefinida el paso fronterizo de Rafah, que lo une con Gaza, según fuentes de seguridad citadas por la agencia de noticias egipcia Mena.

 

Comments

comments