primer ministro ruso, Dmitri MedvedevMoscú, 9 ago (PL) El primer ministro ruso, Dmitri Medvedev, prometió hoy realizar una reunión la semana próxima para decidir destituciones en la esfera cósmica nacional, tras el reciente fracaso del lanzamiento de dos satélites.

Medvedev indicó que se creó una comisión especial, dirigida por el vicejefe de Gobierno Dmitri Rogozin, la cual propondrá las posibles decisiones sobre movimiento de funcionarios en la rama aeroespacial y determinará los pasos por seguir en el futuro.

Resulta inaceptable la situación actual en la esfera cósmica, donde proliferan los errores, ya sea por un defectuoso bloque impulsor, una falla técnica, el descuido habitual o todo junto, lo cierto es que tal situación es inconcebible, subrayó el jefe de Gobierno.

Con tales fallos perdemos autoridad y prestigio, así como millones invertidos en los aparatos espaciales, consideró el primer ministro ruso.

El pasado lunes, fue imposible poner en su órbita planificada dos satélites rusos, el Expreso-MD2 y el Telecom-3, lanzados al espacio mediante un cohete portador Proton-M desde el cosmódromo de Baikonur.

De acuerdo con las primeras versiones, el bloque impulsor Briz-M, en su tercera arrancada apenas trabajó por siete segundos, en lugar de los 18 minutos y cinco segundos previstos, lo cual impidió situar a los satélites en la órbita calculada.

El director de Roskosmos, Vladimir Papovkin, anunció, por su lado, que se creó una comisión para investigar minuciosamente las causas del citado desastre y a partir de ahí se determinarán los posibles cambios en la jefatura de la esfera aeroespacial rusa, apuntó.

Roskosmos registró cinco lanzamientos fallidos en 2011, incluidos satélites del sistema de posicionamiento global ruso GLONASS, militares, una nave de carga Progreso M-12M y la sonda interplanetaria Fobus-Grunt.

Sin embargo, efectuó 35 lanzamientos, por encima de los 19 de Estados Unidos y de los 18 de China, cada uno de ellos con una avería.

Comments

comments