No avanzaron con la ordenanza, porque el Gobierno los llamó a una reunión.Por Leonardo Domínguez – Diario De Cuyo

El Concejo Deliberante de Caucete tenía todo listo ayer para sancionar la ordenanza que habilita al Ejecutivo municipal a legalizar los remises truchos que circulan en el departamento, pero todo quedó en veremos. Según el intendente Juan Elizondo, el ministro José Strada le llamó y le pidió que no avanzaran hasta reunirse para analizar la medida, los concejales accedieron y quedaron en encontrarse hoy. El jefe comunal tiene en mente entregar casi 200 licencias, pero en el Gobierno aparentemente pretenden que revea la cantidad porque es excesiva para el distrito.

“Nos llamó Strada y nos pidió que antes de aprobar la ordenanza nos reunamos para analizar todos los detalles”, contó Elizondo, minutos después de que los ediles atendieran el pedido del ministro giojista y decidieran pasar a un cuarto intermedio hasta la semana que viene.

Este diario intentó sin éxito comunicarse con Strada y el secretario de Servicios Públicos, Daniel Campos, para saber cuáles son las dudas que tienen sobre el proyecto. Fuentes calificadas aseguraron que les preocupa el número de licencias que quiere entregar Elizondo y que se lo harán saber en la reunión que mantendrán hoy en el Centro Cívico.

El plan caucetero es ordenar el transporte a través del blanqueo de los remises truchos. Elizondo le había dicho a este diario que, tras un relevamiento, iban a entregar ‘192 licencias‘ nuevas para los 46 remises que hoy están habilitados y los 146 que trabajan ilegalmente.

La idea del jefe comunal implica una licencia cada 200 habitantes, mientras que la ley de transporte dice que debe haber hasta una licencia departamental cada 3.000 ciudadanos. Si bien en el Gobierno dicen no tener jurisdicción sobre el tipo de habilitaciones que hay en juego y que la norma provincial no es aplicable para este caso, las fuentes especularon en que los funcionarios intentarán persuadir a Elizondo a que reduzca la cantidad.

Pasa que, según las fuentes, el mercado de Caucete está en peligro de saturarse y eso podría complicar al sistema de transporte provincial. Algo parecido habían planteado desde UPADA (ver recuadro), cuando afirmaron que los remiseros cauceteros no tendrán suficiente trabajo y saldrán a buscar pasaje fuera del distrito, cosa que está prohibida.

Tras el llamado del ministro, Elizondo dio otros números. Dijo que “en realidad las licencias de remís van a ser unas 130 y llegamos a las 192 con autos de alquiler y combis”.

Comments

comments