Doce legisladores camporistas se sentaron en la sesión de la HCD. Los otris 12, dos Radicales y diez diputados del PJ no acudieron al recinto. Los motivos fueron varios; que algunos estaban en la ciudad, otros no llegaron a tiempo y algunos no bajaron al recinto. El objeto fue el mismo: evitar que la Cámpora mande al archivo el proyecto del canon minero. Las críticas y los insultos no se hicieron esperar por parte de Mauricio Gómez y Alexis Quintana, dos diputados que responden a Máximo y que han dividido, visiblemente, la política provincial.

La guerra por la aplicación de canon a la transferencia minera, en Santa Cruz, tuvo otro capítulo, que dejó expuestas las divisiones políticas que existen en la provincia, entre quienes apoyan la gestión de Daniel Peralta y la Cámpora, que no solo se opone políticamente al mandatario, sino que se ha transformado en el principal escollo de la provincia a la hora de aprobar un proyecto que, como el presentado por Selsa Hernández, tiende a obtener de las multinacionales un aporte por la venta de los activos a otras empresas. A esto se oponen diputados claramente identificados, no solo con el movimiento de Máximo Kirchner, sino con las empresas mineras.

En la sesión de ayer de la Cámara de Diputados estuvieron presentes: Leonardo Alvarez, Alexis Quintana, Juan Martín Paiva, Silvio Suárez, Matías Bezi, Miguel Guanes, Roberto Fernández, Mauricio Gómez, Pedro Vinet, Claudia Martínez, Stella Maris García, y Darío Galbán

Por su parte faltaron: Federico Bodlovic, Atanasio Pérez Osuna, Sebastián Gatti, Alejandro Victoria, Oscar Sandoval, Jorge Arabel, Horacio Páez, Selsa Hernández, Manuel Sotomayor y Rubén Contreras más los Radicales Héctor Roquel y Estela Bubola

El Canon que pretende gravar la compra y venta de las empresas explotadora de la minería en Santa Cruz, se inició hace unos meses atrás, con un veto generalizado de los diputados de La Cámpora, a instancias de una orden emanada desde la presidencia de la Nación. Este motivo, junto a lo que se sospecha son intereses creados de algunos diputados que tienen directa injerencia en negocios de este tipo, asociados a empresas del sector, han hecho fracasar los intentos por establecer un canon a la venta de activos entre las operadoras.

Esto puso de un lado a la mitad de la Cámara de Diputados y del otro lado, a la otra. Ayer jueves se vivió un nuevo round de esta pelea. 12 diputados de la Cámpora, esperaban sentados que se pidiera el tratamiento sobre tablas del proyecto, para inmediatamente mandarlo al archivo. Advertido de esto, el grupo de diputados del PJ más los dos Radicales, utilizaron la estrategia del faltazo, para no dar quórum y finalmente los diputados de la Cámpora se fueron de allí muy enojados, viendo que, una vez más, se retrasa el cumplimiento de las órdenes superiores.

La acción del oficialismo y de la UCR, estuvo alertada horas antes, a través de declaraciones públicas del diputado Leonardo Álvarez, quien, en algunos medios de Río Gallegos, había dejado abierta la posibilidad de que el proyecto fuera enviado al archivo, si se presentaba una vez más para su tratamiento y aprobación.

Después de verse frustrada la sesión de laegislatura, el diputado de La Cámpora, Mauricio Goméz, disparó munición gruesa sobre el Gobernador y lo acusó de pactar con los radicales. Peralta, por su parte, no se quedó callado y los trató de responder a intereses que no son, precisamente, los de santa cruz.

¿Qué ocurrió?

El pasado martes 7 en la comisión de Minería, la autora del proyecto la Diputada Selsa Hernández pidió que no se trate nuevamente el proyecto, porque los Diputados de La Cámpora aun no habían hecho llegar su propuesta ni los cambios que proponían realizarle y por el cual fue enviado nuevamente a esa comisión, donde, precisamente, los legisladores de esa grupación política son mayoría.

Durante el día miércoles varias reuniones entre los diputados que están de acuerdo con el proyecto y los que no, lograron un acuerdo inicial; los diputados de La Cámpora detallaron uno a uno los puntos que querían modificar del proyecto, los Diputados Alejandro Victoria junto a la autora del mismo, Selsa Hernández, tomaron nota de cada uno de los puntos y luego avanzaron con el asesoramiento de abogados y algunos entendidos en la materia, para poder llevar adelante el pedido de los diputados camporistas. De acuerdo a los testimonios recogidos, en las ultimas horas del miércoles se consensuó tratar el proyecto en el recinto, sobre tablas; para ello los diputados que iban por la afirmativa deberían lograr las manos suficientes para poder aprobarlo, hasta ese momento los diputados que aseguran formar parte de la Cámpora habían comprometido su voto, señalan las fuentes. En tanto los dos Diputados de la oposición que ya habían pronunciado su voto afirmativo sobre el proyecto mantenían su postura.

Sin embargo los Diputados de La Cámpora se reunieron pasadas las 17 hs del mismo miércoles, en su local partidario, para idear una estrategia y la misma consistía en esperar que se propusiera el tratamiento del proyecto sobre tablas y enviarlo al archivo; es decir, convalidarían una nueva traición a sus pares del recinto, indicaron a OPI fuentes de la legislatura. El problema lo tuvo la propia Cámpora ya que fuel el mismo Diputado Leonardo Álvarez quien en declaraciones a algunos medios radiales, dejó trascender ayer a la mañana, las verdaderas intenciones de su agrupación.

Advertidos de la intencionalidad de la Cámpora, el bloque de la UCR no quiso dar quórum, de hecho ayer jueves a la mañana el Diputado Héctor Roquel en el programa Contracara, en FM News, dejó claro que la posición de su partido es la aprobación del proyecto, “nosotros no queremos ser parte del enfrentamiento de los diputados del oficialismo” aseguró “nos llamó mucho la atención que los diputados que responden a La Cámpora nos solicitaran que bajemos al recinto para poder tener quórum, el oficialismo tiene mayoría absoluta, son 22 de los 24 Diputados en total” enfatizó “algo estaba pasando, por eso decidimos no dar el quórum” finalizó diciendo el radical.

Cuando tocó el timbre en el recinto, para que los Diputados se sienten en sus bancas y a medida que pasaron los minutos, solo 12 Diputados ocupaban sus sillas, algunos todavía están en Buenos Aires, luego de participar de la reunión que mantuvieron los Intendentes con el Ministro de Planificación Federal Julio De Vido, otros permanecían en sus despachos observando atentamente lo que sucedía en el la sesión que no empezaba y cuando solo habían pasado cinco minutos de las 11 hs, los Diputados de La Cámpora tomaron sus pertenencias y dejaron el recinto, En ese momento Alejandro Victoria y Selsa Hernández ingresaban al edificio con los últimos detalles que habría recibido el proyecto en cuestión, según señaló el propio Victoria, quien aludió que el atraso se debió a los ajustes que hicieron desde lo lega, precisamente para adaptar aún más el proyecto, a las observaciones de los otros diputados.

Al cruzarse los diputados que entraban con los de la Cámpora, Victoria dialogó con algunos para que puedan ingresar y poder comenzar la sesión, pero ellos no quisieron aseguraron a OPI testigos presenciales, quienes afirmaron “La sesión nunca empieza en punto, siempre se retrasa al menos 15 minutos, evidentemente los de La Cámpora tenían algo planeado de antemano” afirmó una fuente legislativa, mientras que quienes se retiraban aludían a un acuerdo entre Radicales y Peronistas para no permitir el funcionamiento de la Cámara.

Fernando Cotillo Vicegobernador y Presidente del cuerpo, quien presidiría la sesión, dejó de sonreír, como lo hace habitualmente y comenzó a preocuparse por la situación. Cuando los Diputados de La Cámpora se retiraron, Cotillo afirmo que descontarían el día a los Diputados que no estaban presentes en el recinto, actitud que luego fue depuesta, cuando se dio cuenta que esto esta sentaría precedente y le pondría un presentismo a los legisladores que afectaría su propia dieta.

Desde La Cámpora hicieron trascender que el mismo Daniel Peralta habría llamado a los Diputados de la oposición para que no den quórum. Consultado por OPI el Diputado Alejandro Victoria (FPVS), fue cauteloso con las posibles alternativas a seguir con el proyecto señalando; “legislativamente nos quedaría poder tratarlo el próximo 23 de agosto, llamar a una sesión extraordinaria está casi descartado, los Diputados de La Cámpora nuevamente como el pasado 29 de diciembre dicen una cosa y terminan haciendo una muy diferente” dijo y agregó “el miércoles trabajamos hasta muy tarde para poder modificar algunos puntos del proyecto y el jueves a la mañana comenzamos muy temprano para poder llevar el proyecto nuevamente al recinto y cuando estamos ingresando ellos dejaban sus bancas, teníamos en nuestras manos el proyecto con la mayoría de los cambios que se habían discutido la tarde anterior; sinceramente no se que pretenden estos muchachos” y se excusó por la tardanza al indicar “habitualmente las sesiones se retrasan al menos 15 minutos, podrían haber esperado algunos minutos mas y no retirarse enseguida” concluyó.

La próxima sesión ordinaria tiene fecha el 23 de agosto, pero de acuerdo a opiniones levantadas en la propia legislatura, los muchachos de la Camapora van a estar todos en Buenos Aires porque el 21 Julio De Vido y los intendentes, anunciarían las obras para las localidades del interior, con bombos y platillos, por este motivo trascendió que los diputados camporistas, quieren correr la sesión para el 30 de agosto, cosa que es imposible, ya que para hacerlo – indicaron las fuentes – deberían haberlo tratado ayer en el recinto. Si la sesión se hace finalmente el 23 como debería hacerse, serían los de La Cámpora quienes no darían en quórum, le confiaron a OPI fuentes cercanas a esta agrupación política, con el único propósito de devolverle “favores” a los diputados que responden a Peralta y seguir trabando la aprobación del canon a la transferencia minera. (Agencia OPI Santa Cruz)

Comments

comments