La situación municipal llega a un punto de no retorno en el conflicto que mantienen los trabajadores con el Ejecutivo. “Esto solo se arregla con plata”, dicen los propios funcionarios de José Córdoba, pero plata es lo que escasea. El sobredimensionamiento de la plantilla de trabajadores en los últimos años hace que los recursos no alcancen. El Intendente en Buenos Aires no ha podido conseguir fondos en efectivos. La brecha para negociar una salida al conflicto es estrecha y casi mínima.

Mañana desde las cero horas, los trabajadores municipales de Caletea Olivia iniciarán un paro total de actividades a partir de las cero horas, con motivo de la escalada del conflicto que se inició hace más de 10 días, por le reclamo del pago de lo salarios del mes de julio.

El quite de colaboración durante la semana que pasó, la toma transitoria del edificio del HCD, una movilización multitudinaria y una marcha hacia la ruta nacional Nº 3 la cual permaneció cortada por los municipales durante una hora, fue el preaviso de una escalada que terminaría en lo que empieza mañana: un paro total por tiempo indeterminado anunciado por el SOEMCO (gremio municipal)

José Manuel Córdoba, Intendente de la ciudad, en tanto, habría fracasado en la intención de traer fondos frescos para descomprimir la situación y se hace inminente la realización del paro. “El Ejecutivo no tiene herramientas para negociar si no tiene plata”, dijeron desde el gobierno municipal y nuestras fuentes indicaron que a Córdoba “lo mandaron con las manos vacías”, indicando que solo ha podido pactar algunas obras y algún posible crédito para más adelante, pero concretamente, en este momento no hay posibilidades de contar con dinero físico para pagar la gran cantidad de sueldos que tiene que pagar la municipalidad.

Caleta, como tantas otras comunas de Santa Cruz, han constituido (históricamente) grandes reductos de empleo para satisfacer la demanda de trabajo en el interior provincial y también en esta capital. De ese mecanismo es corresponsable Córdoba, quien asumió su tercer mandato y junto a Fernando Cotillo, hoy Vicegobernador, llevaron a tener el municipio con mayor cantidad de empleados de Santa Cruz, con apenas 60 mil habitantes. Los gastos siguen siendo grandes y los ingresos escasos, con lo cual hoy la municipalidad no puede ni siquiera apagar los sueldos.

“Córdoba quiere que hablemos de otra cosa y lo que esperamos es que nos paguen los sueldos de julio”, dijo un empleado del área de obras públicas esta mañana, mientras desde el gremio se confirmó que el no pago de los salarios, desembocará en un paro total y por tiempo indefinido de todo los trabajadores a partir del martes a las cero horas. (Agencia OPI Santa Cruz)

Comments

comments