Juan Manuel Pichetto dejó su cargo al frente del ministerio de Producción. El gabinete de Alberto Weretilneck se ve sumido en una crisis por la disputa por cargos entre distintos sectores del kirchnerismo

El hijo de Pichetto renunció en Río Negro en medio de una interna

El lunes a la mañana, Juan Manuel Pichetto se mostraba afectuoso con el gobernador Weretilneck
Crédito foto: www.rionegro.com.ar

En la mañana del lunes, el ahora ex ministro de Producción de Río Negro, Juan Manuel Pichetto, compartió un acto con el gobernador de su provincia, Alberto Weretilneck, y el ministro de Agricultura de la Nación, Norberto Yauhar. Horas más tarde, el hijo del senador Miguel Ángel Pichetto presentaba la renuncia a su cargo.

“Lamento profundamente las diferencias de público conocimiento que se han suscitado. Ud. Entenderá que es insostenible mi permanencia al frente del Ministerio de Producción de su gobierno, por una cuestión de prudencia y ética“, indicó en una carta.

Desde la confusa muerte por un disparo de bala que sufrió Carlos Soria, Weretilneck quedó al frente del Poder Ejecutivo provincial. Proveniente del Frente Grande, el nuevo gobernador aún sufre problemas para formar un gabinete que deje conformes a todos los sectores del Frente para la Victoria.

“No tengo nada que decir. Voy hablar la semana próxima. Estamos impecables. La provincia está funcionando correctamente”, aseguró el gobernador al diario Río Negro, tras conocer la renuncia del hijo del jefe de la bancada kirchnerista en el Senado.

Al ser consultado acerca de quién ocupará el ministerio de Producción, aclaró: “Me voy a tomar el tiempo necesario y lo haré con la prudencia que estamos actuando en esta situación”

La semana pasada, parte de la cúpula del Partido Justicialista provincial, encabezado por Miguel Ángel Pichetto, se reunió para solicitar una “necesaria y urgente rectificación del rumbo de gobierno“. “No consentimos encuentros furtivos y solapados con quienes fueron los responsables del vaciamiento del Estado, ni tampoco actitudes que tomen a nuestro partido como trampolín para proyectos individuales”, cuestionaron a través de un comunicado.

Y, en ese sentido, reclamaron más lugares para el peronismo: “Consideramos que el Partido Justicialista es el eje central y vertebrador del Frente para la Victoria y como tal debe tener voz y voto en los grandes lineamientos de la política provincial”.

Comments

comments