JERUSALEN (Reuters) – Una guerra con Irán probablemente se convierta en un conflicto de un mes de duración en varios frentes con ataques de misiles contra ciudades israelíes y unos 500 muertos, dijo el ministro de Defensa Civil israelí en una entrevista publicada el miércoles.
“No hay espacio para la histeria. El frente local de Israel está preparado como nunca antes”, dijo Matan Vilnai, un ex general que está a punto de dejar su puesto en el gabinete para convertirse en embajador en China, al diario Maariv.
La entrevista coincidió con reportes de medios israelíes durante la semana pasada que sugirieron que Israel podría atacar instalaciones nucleares de Irán antes de la elección presidencial de Estados Unidos en noviembre.
El secretario de Defensa estadounidense, Leon Panetta, dijo el martes que Washington no cree que Israel haya tomado una decisión sobre un eventual ataque.
“No quiero ser arrastrado en un debate”, dijo Vilnai, cuando fue consultado si Israel irá a la guerra contra Irán. “Pero Estados Unidos es nuestro principal amigo y siempre tendremos que coordinar este tipo de medidas con ellos”, agregó.
Haciéndose eco de una evaluación ya difundida por el ministro de Defensa Ehud Barak, Vilnai fue citado diciendo que cientos de misiles podrían impactar ciudades israelíes a diario y dejar unos 500 muertos en una guerra con Irán, que ha prometido una fuerte respuesta si fuera atacado.
“Podría haber menos muertos, o más, tal vez (…) pero este es el escenario para el que nos estamos preparando, de acuerdo al consejo de nuestros mejores expertos”, dijo Vilnai.
“Las evaluaciones son para una guerra que durará 30 días en varios frentes”, agregó, aludiendo a la posibilidad de que guerrillas iraníes respaldadas por Hezbollah en Líbano y militantes palestinos en Gaza también lancen misiles a Israel.
Israel ha construido un sofisticado escudo de misiles que probablemente detenga algunos de los proyectiles y regularmente realiza ejercicios civiles de defensa para prepararse para ataques de misiles.
Vilnai no mencionó en la entrevista el impacto que un mes de conflicto tendría en la economía israelí si Tel Aviv, el centro comercial del país, fuera alcanzado por misiles de largo alcance.
Tel Aviv no fue impactado por misiles durante la guerra de tres semanas de Israel en la Franja de Gaza a fines del 2008 y principios del 2009 ni tampoco en los 34 días de conflicto con Hezbollah en el 2006. Pero quedó bajo ataque de misiles Scud de Irak durante la guerra del Golfo de 1991.
La tensión con Irán, que niega las acusaciones de que está buscando desarrollar armas nucleares, causó profundas caídas en los mercados financieros israelíes el lunes, aunque algunas de las pérdidas fueron recuperadas el martes.
“Así como los ciudadanos de Japón deben entender que es probable que sean impactados por un terremoto, los israelíes deben darse cuenta que cualquiera que viva aquí debe estar preparado para misiles que ataquen el frente interno”, dijo Vilnai.
El funcionario tiene previsto dejar su puesto a fines de agosto. El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, anunció el martes que será reemplazado por Avraham Dichter, anterior titular de Shin Bet, la agencia de inteligencia de Israel.
(Escrito por Jeffrey Heller, Editado en español por Lucila Sigal)

Comments

comments