Autoridades educativas y del gobierno provincial analizan no habilitarlo por la militancia oficialista en el ámbito escolar

La Cámpora inauguró el jardín de infantes Monigotes de colores, en Córdoba.  Foto: / lacampora.org

Hace sólo una semana fue inaugurado oficialmente, en Córdoba, el jardín Monigotes de Colores y ya corre peligro de no ser habilitado. Las autoridades educativas de esa provincia, según indica el diario Clarín hoy, están analizando sancionar a sus propietarios debido a la participación de los referentes de La Cámpora en la fiesta de apertura del establecimiento .

«Pese a ser una institución privada, este jardín presta un servicio público y no puede prestarse a actividades partidistas. En una institución educativa no debe haber activismo partidario, parcial o sectorial. No quiero adelantar una opinión, pero el Departamento Jurídico está evaluando las acciones a seguir», expresó Hugo Zanet, director de Institutos Privados de Córdoba.

Durante el acto, en el que estuvieron presentes, entre otros, Andrés «Cuervo» Larroque y Eduardo «Wado» de Pedro, los militantes insultaron al gobernador José de la Sota, enfrentado con el Gobierno nacional y es el principal impulsor para que las provincias rompan con el pacto fiscal y reclamen los fondos de coparticipación.

«Es probable que después de lo del viernes no consigan la habilitación; estas chicas mordieron la mano del que les da de comer», deslizó una fuente del gobierno cordobés.

«Monigotes de Colores» es un jardín preescolar ubicado en el barrio Müller, en el pasaje De la Peña al 3.300 en plena Seccional Quinta, una de las zonas más pobres de Córdoba. Atiende en dos turnos a 74 niños de 2, 3 y 4 años y es el anexo del comedor «Pancitas calientes» que queda en el mismo barrio. Ambas instituciones pertenecen a la asociación civil Recursos Humanos, que dirige Mabel Basualdo.

La impulsora del jardín, la profesora Verónica Costamagna, explicó: «Nosotros les pedimos ayuda a todo el mundo. El intendente (Ramón) Mestre estaba invitado y no pudo venir. Nos hace mal que nos acusen de ser de La Cámpora».

La acción militante de La Cámpora se extendió en los últimos meses hasta el ámbito escolar. Allí desarrollan actividades de proselitismo político con el propósito de difundir los ideales kirchneristas entre alumnos, sobre todo de establecimientos secundarios públicos. Así lo denunciaron estudiantes, profesores, padres y políticos de la oposición.

Según los testimonios recogidos por LA NACION, esta actividad se desarrolla como parte de un taller llamado «El héroe colectivo», auspiciado por la Dirección de Fortalecimiento de la Democracia, dependiente de la Jefatura de Gabinete y a cargo del dirigente de La Cámpora Franco Vitali.

Comments

comments