Juzgan exdictador argentino por secuestros y maternidad clandestinaBuenos Aires, 23 ago (PL) El exgobernante argentino Reynaldo Bignone y otros ocho imputados son juzgados desde hoy aquí por secuestros y desapariciones de mujeres embarazadas y la apropiación de menores nacidos en cautiverio, ocurridos durante la última dictadura militar.

Las audiencias, iniciadas en el Tribunal Oral Federal 1 de San Martín, son referidas a cinco causas, entre ellas el apoderamiento de Laura Catalina de Sanctis Ovando, una nieta restituida en 2008 por las Abuelas de Plaza de Mayo.

Además de Bignone, comparecen ante la justicia el excomandante de Institutos Militares Santiago Riveros, Luis Sadí Pepa, Eugenio Guarañabens, Julio San Román, Hugo Castagno, Carlos Eduardo Somoza, Carlos del Señor Garzón y María Francisca Morillo, estos últimos acusados de apropiarse de Ovando.

Tres de las causas, detalló la agencia de noticias Telam, corresponden a siete embarazadas desaparecidas junto a sus parejas, una de las cuales resultó asesinada en Campo de Mayo.

Los querellantes en el juicio son, entre otros, la Asociación Abuelas de Plaza de Mayo, Laura de Sanctis Ovando, la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación y la Asociación de ex Detenidos Desaparecidos.

A comienzos de julio último, Bignone y Riveros fueron condenados a 15 y 20 años de prisión, respectivamente, en una causa por más de 30 hechos de apropiación de menores, en la cual el también exdictador Jorge Rafael Videla fue condenado a 50 años de cárcel.

Los hechos juzgados, dijo entonces el tribunal en su resolución, son «delitos de lesa humanidad, implementados mediante una práctica sistemática y generalizada de sustracción, retención y ocultamiento de menores de edad, haciendo incierta, alterando o suprimiendo su identidad».

Tales acontecimientos, agregó, ocurrieron en ocasión del secuestro, cautiverio, desaparición o muerte de sus madres en el marco de un plan general de aniquilación desplegado entre 1976 a 1983 con el argumento de combatir la subversión e implementando métodos de terrorismo de estado.

Además de Videla, quien recibió así su tercera condena de cadena perpetua por crímenes de lesa humanidad, fueron sancionados a 40 años de encierro el exalmirante Antonio Vañek y a 30 años el exjefe del grupo de tareas 3.3.2 de la Escuela de Mecánica de la Armada (ESMA), Jorge «Tigre» Acosta.

Comments

comments