El juez civil Gastón Polo Olivera ordenó al Ministerio de Seguridad que cumpla con la cautelar y tome las medidas necesarias a fin de impedir el bloqueo de las plantas impresoras, algo que no se cumplió el fin de semana pasado.

El juez civil Gastón Polo Olivera ordenó al Ministerio de Seguridad que adopte las medidas que sean necesarias para impedir que vuelvan a bloquearse las plantas impresoras de los diarios, como ocurrió el fin de semana pasado a pesar de que ya entonces estaba vigente una cautelar.

 

La orden del magistrado señala los documentos sobre los bloqueos del fin de semana pasado que prácticamente impidieron la distribución de Clarín, Olé y La Nación muestran “prima facie” “el incumplimiento de las medidas cautelares” que ordenaban garantizar la normal distribución de los periódicos.

 

Por eso, intima al Ministerio de Seguridad de la Nación a cumplir con esas órdenes “bajo apercibimiento de aplicar sanciones conminatorias”.

 

El año pasado, Polo Olivera ya había iniciado una investigación para establecer las responsabilidades penales de Garré por el bloqueo que el 27 de marzo de 2011 impidió la distribución del diario Clarín. El magistrado, que consideró que el bloqueo a un medio de comunicación “afecta la libertad de expresión”, evaluó que la ministra no dispuso aplicar “medidas adecuadas una vez advertida la ocurrencia” del piquete.

Comments

comments