Definitivamente, si trendrán la misma cantidad de gente que para Pascua – Lama y además de sanjuaninos y argentinos, no hace falta querer ver, jajjaja, las siete maravillas del mundo juntas.

La empresa operadora de la mina mendocina indicó que la planta de procesamiento se construiría en Calingasta, beneficiado por la legislación local que favorece a la minería.
San Juan: el mineral que se obtenga del proyecto San Jorge -ubicado en Mendoza- no ha sido comunicado oficialmente, el sector proveedor hace números y aprueba ese desembarco. Desde el Ministerio de Minería confirmaron que la empresa operadora del proyecto San Jorge -Coro Mining- no ha enviado ninguna comunicación informando sobre la versión que indica la intención de procesar el cobre que se obtenga de esa mina en San Juan.
Sin embargo, en la página oficial de la firma se da por sentado esta posibilidad. Fuentes allegadas indican que ese propósito de la empresa de que San Jorge se transforme en un proyecto biprovincial es decisión tomada. Esto se debe al titubeo mendocino frente a la minería, versus la firme postura local que favorece la actividad. Se especula que sólo de esta manera podría llevarse a cabo, ya que los  inversores no estarían dispuestos a dar financiamiento al proyecto.
A sus marcasLa mina San Jorge se encuentra en la localidad mendocina de Uspallata,departamento Las Heras, a unos 15 kilómetros del límite con San Juan. La idea es ubicar la planta de procesamiento en Calingasta. Para salvar la distancia entre ambos puntos, calculada en 25 o 30 kilómetros, la empresa indica en su página web que recurrirá a una línea ferroviaria. Sin embargo, se conoce que se están evaluando otras 2 formas: utilizando camiones fuera de ruta y el uso de cintas transportadoras. “Yo creo que se definirán por los camiones fuera de ruta porque es una distancia muy corta que no justifica el uso del tren”, dijo a CLAVES Alejandro Donna de la Cámara se Servicios Mineros (Casemi).
En cuanto a la desventaja de la cinta transportadora, el dirigente señaló que su uso implicaría una trituración primaria en Mendoza y es justamente lo que la empresa quiere evitar. Se estima que la  construcción de la planta de procesamiento implicará u$s 300 millones, una cifra nada despreciable para quienes pretenden proveer bienes y servicios. Asimismo, una obra de tal envergadura requerirá importante cantidad de personal.
Se calcula que implicará la creación de 2 mil puestos de trabajo. Donna señaló que significará un movimiento parecido a lo que sucede en Lama pero a menor escala, ya que se espera la construcción de  nuevos caminos, campamentos para los operarios, movimiento de suelos y la demanda de una gran cantidad de obra metalúrgica.
Temas en discusiónUna de las controversias que se presentan es el pago de regalías, ya que de acuerdo a la legislación sanjuanina, el mineral que se procese en Calingasta deberá pagar ese impuesto en San Juan. No obstante, la empresa también deberá tributar en la vecina provincia. Ése es uno de los puntos que se encuentra actualmente en discusión en Mendoza y que esperan una resolución. Otro escollo es la  aprobación de la declaración de impacto ambiental (DIA)por parte del Poder Legislativo mendocino que, durante la última campaña electoral le dio su dictamen negativo a ese requisito.
Mientras esperan que se habiliten todos los caminos, los proveedores locales sacan punta al lápiz y ya indicaron que se sentarán con sus pares a diagramar cómo será la integración  para proveer a San Jorge.

Fuente: Redacción/Uno Medios/http://andreszpoliticaycultura.blogspot.com.ar/

Comments

comments