La Suprema Corte de Justicia de la Provincia de Buenos Aires ordenó a un propietario agrícola del partido de Alberti, al norte de la provincia, a que no fumigue por encontrarse el campo a menos de mil metros de una zona de viviendas. 
La denuncia fue impulsada por por un grupo de familias del barrio denominado FO.NA.VI. y en su fallo la Corte, hizo prevalecer los derechos a la salud y a gozar de un medio ambiente sano. En diálogo con Radio AMCIPA de Junín, para Informativo FARCO, el abogado ambientalista Juan Ignacio Pereyra Queles celebró la decisión y asegurño que está impulsando que el municipio pida estadios de impacto ambiental para fumigar: “La persona que quiere obtener esa utilización tiene que presentar un estudio de impacto ambiental acreditando que su actividad es inocua, porque nadie tiene derecho a ganar plata a costa de enfermar o dañar la salud de los vecinos”.
En su planeo los vecinos reclamaban que no se fumigara a menos de 200 metros de las casas, pero la Corte bonaerense prohibió las fumigaciones dentro de los mil metros de las viviendas, tal como lo indica una ordenanza local. Con esta decisión el tribunal cambió la resolución de la primera y segunda instancia que había tenido esta causa.
En diálogo con Radio AMCIPA, Pereyra Queles celebró la decisión de la justicia bonaerense pero pido que se aplique la ley de impacto ambiental en toda la provincia: “Lo que nosotros estamos buscando es que se exija la declaración de impacto ambiental en forma previa al uso de agroquímicos”, expresó el letrado. La declaración “es el visto bueno por parte del estado a través de un acto administrativo de que vos no vas a dañar ni la salud de las personas, ni el ambiente, y cuando hablamos del ambiente hablamos de las napas por ejemplo. Entonces esa declaración de impacto ambiental exige o requiere un procedimiento de evaluación de impacto ambiental previo que para iniciarlo la persona que quiere obtener esa utilización tiene que presentar un estudio de impacto ambiental acreditando que su actividad es inocua, porque nadie tiene derecho a ganar plata a costa de enfermar o dañar la salud de los vecinos”.
Por último, el abogado Pereyra Queles aseguro que hay estudios que afirman que el impacto de las fumigaciones con agroquímicos va más allá de los mil metros: “Un estudio de la Universidad de Lujan logro probar, logró demostrar, que cuando fumigan en alrededor de Lujan llegan los herbicidas a la misma catedral, para que veas que no es solo la zona aledaña, no son solo los 1000 metros”, aseguró.

Informe de Diego Celis, Radio AMCIPA.

Comments

comments