Estuvo con Mauricio Macri el Intendente de San Carlos -Mendoza-.

Alguna vez defendió el agua contra los proyectos mineros, pero cabe la pregunta para los mendocinos ¿por qué lo hizo? este acto se dio en aquellos días de su asunción al municipio -año 2011-. Pero debemos convenir que estas preguntas no son casuales, ya que Macri no garantiza que no habrá minería. Hemos guardado un informe del año pasado que queremos compartir acerca del perfil del Jefe de Gobierno Porteño.

Difonso se sentó a la mesa con Macri en La Boca

El intendente de San Carlos se sumó a un evento de intendentes de distintas provincias con el jefe de gobierno porteño. El anfitrión invitó a los caciques a “trabajar en conjunto”.

Difonso se sentó a la mesa con Macri en La BocaEl jefe de Gobierno de la ciudad de Buenos Aires, Mauricio Macri, invitó a un grupo de intendentes de todo el país a un evento a través del cual los invitó a acercar posiciones políticas.

El demócrata de San Carlos, Jorge Difonso, aceptó el convite y se sumó al evento en el barrio porteño de La Boca en el cual las partes se comprometieron a “reforzar el trabajo conjunto, la integración y las políticas de intercambio y cooperación”, según indicó la gobernación porteña a través de un comunicado.

“Estoy seguro de que esto va a ser el punto de partida de algo que se irá profundizando y diversificando y que nos ayudará a gestionar mejor para dar respuesta a las demandas de los cientos de miles de ciudadanos que nos votaron y confiaron en nosotros”, dijo Macri al dar la bienvenida a los jefes municipales visitantes, de acuerdo al texto.

También aseguró: “No aceptamos que nadie ponga en discusión la libertad, la posibilidad de disentir y el pluralismo”, al tiempo que consideró que el tema de los valores “va a ser un debate central que vamos a tener en los próximos meses de cara a la Argentina que viene”.

Además de Di Fonso acompañaron a Macri los intendentes de los municipios bonaerenses de Malvinas Argentinas, Jesús Cariglino, y de Vicente López, Jorge Macri; de Goya (Corrientes), Ignacio Osella;; de La Falda (Córdoba), Eduardo Arduh; de San Justo (Santa Fe), Mario Silvestrini, y de Gaiman (Chubut), Gabriel Restucha.
FUENTE: DIARIO LOS ANDES

   31/08/11 La alianza entre Macri y Cristina Fernandez de Kirchner: Un pacto en las sombras.

Pese a lo denunciado por este diario, las negociaciones entre el PRO y el Kirchnerismo no son nuevas ni responden únicamente a las elecciones primarias o los comicios presidenciales de octubre.

En julio del 2010 tuvo lugar otra insólita maniobra entre el PRO y los K, que impidió que la Ley de Glaciares se gire al Senado. La oposición se iponía con 129 contra 86 en la votación en general, “pero la sesión cayó en el debate punto por punto”, relata La Política Online. “Parte del bloque liderado por Pinedo se levantó luego de que no le permitieron hacer modificaciones en el artículo 2 –que define la polémica área periglaciar-“. De inmediato Pinedo y los representantes del PRO y oficialistas K, salieron juntos del recinto.Tanto Mauricio Macri como Cristina Fernandez de Kirchner quieren seguir lucrando junto gracias a Barrick Gold (de Rockefeller y Bush padre).

Sigue


Investigación de Miguel Bonasso para La Politica Online, publicada el 15.07.2010

Cuando todo parecía encaminado, la media sanción de de Diputados a la ley de Glaciares quedó trunca con una insólita alianza entre el PRO y el kirchnerismo.
Luego de aprobar la norma en general, el oficialismo y macrismo se levantaron de sus bancas e hicieron caer la votación en particular, por lo que no pudo ser girada al Senado. Y el acuerdo al que habían llegado Miguel Bonasso, diputado de Diálogo por Buenos Aires, y Daniel Filmus, senador kirchnerista, quedó en una suerte de stand by.
Ambos legisladores, que impulsaban proyectos distintos pero parecidos, habían pactado modificar algunos artículos de la iniciativa que se iba a tratar en Diputados para evitar que se traben mutuamente -la de Filmus, que tiene media sanción en el Senado, no es aceptada por la mayoría opositora y la de Bonasso es rechazada por el kirchnerismo, el PRO y el Peronismo Federal
“Hemos tomado lo mejor de los dos proyectos, preservando un objetivo común, la preservación de los glaciares”, contó el ex ministro de Educación el martes por la mañana, antes de que se iniciara la sesión, y aseguró que ya se lo había comunicado al jefe del bloque kirchnerista en Diputados, Agustín Rossi. “Estamos frente a un acuerdo histórico”, se regocijó Bonasso y aseguró que con este acuerdo la ley saldría sin mayores problemas. Todo parecía girar sobre ruedas, pero no fue así.

Primer tropezón

Al principio de la sesión Rossi pidió que se les otorgara 15 días más para poder analizar el nuevo proyecto. “Es evidente que hay una crisis en el bloque K y que los legisladores de las provincias mineras están presionando por el lobby de la Barrick Gold para demorar la ley”, razonaron en el bloque de la centroizquierda.
Esta iniciativa –redactada originalmente por Marta Maffei- ya fue votada en 2008, sancionada por unanimidad de ambas Cámaras del Congreso, pero vetada por Cristina Kirchner con una dudosa argumentación (ver “Barrick Gold presionó para que Cristina vete la ley de Glaciares” y “Los negocios de Gioja, detrás del veto a los Glaciares”).
Bonasso se negó a postergar el debate. “Voy a darle una primicia de periodista. Acabamos de recibir una llamada del senador Filmus aludiendo que si me rehusara a aceptar la prorroga, él mantiene el acuerdo y va a prometer que se mantenga en el Senado. La noticia es que no vamos a aceptar esta postergación porque hace tres años esta ley está en danza”, dijo simplemente y acusó a “los diputados de San Juan” de pedir “tiempo para sacar leyes provinciales que estén en conflicto con la ley nacional”.
Pero las formas de avanzar de Bonasso molestó a algunos diputados, ya no sólo del oficialismo, sino también del PRO.
“No creemos que sea un buen método que se modifiquen los dictámenes después de firmados, sin permitir un ámbito de análisis”, se quejó el macrismo esta mañana en un comunicado de prensa.
“El acuerdo fue notificado a todos los bloques y el nuevo proyecto se repartió en los despachos por la mañana. Se trata de una ley que viene tratándose desde 2008, no fueron muchas las modificaciones y la iniciativa apenas tiene 18 artículos en cuatro carillas. Tuvieron como 15 horas para verlo antes de la votación”, retrucan desde Diálogo por Buenos Aires.
Pese a la indignación del kirchnerismo y del PRO, la sesión continuó y pasadas las 3 de la mañana en la votación de la ley en general, el proyecto mixto recibió el apoyo de 129 diputados y fue rechazado por 86. Fue aprobada con los votos de los bloques de la UCR, Coalición Cívica, Peronismo Federal, GEN, Socialismo, el PRO, Nuevo Encuentro, Concertación Forja, Movimiento Popular Neuquino y el interbloque de centroizquierda.
El problema surgió cuando comenzó a tratarse punto por punto.

Sin quórum

El artículo más polémico de todos -el Nº 2 que define la zona periglaciar donde queda prohibida cualquier actividad industrial- logró el visto bueno de los legisladores, pero no de todos. Las críticas no sólo llegaron de la mano del kirchnerismo, sino también del PRO.
Se trata del artículo que define la zona periglaciar y es el que más se debate. “Las mineras y las provincias que tienen acuerdos con ellas hacen lobby para que sea lo más reducida posible, así las que ya mantienen actividades allí podrán seguir haciéndolo”, explicaron cerca de Bonasso a LPO.
El diputado acordó con Filmus que a su proyecto , donde se considera “ambiente periglacial en la alta montaña, al área con suelos congelados que actúa como regulador del recurso hídrico”, se le agregó que también comprende “en la media y baja montaña al área que funciona como regulador de recursos hídricos con suelos saturados en hielo”.
“Es ambigua, habla de todos los suelos congelados y no da mayores especificaciones –explicó la diputada macrista Gladys González a LPO- Esto, sumado al artículo Nº 6 que establece las actividades prohibidas en esas zonas, provoca que no se pueda llevar a cabo ninguna actividad en prácticamente toda la cordillera”.
En ese momento, el jefe del bloque PRO, Federico Pinedo, advirtió que si no se les aceptaba los cambios en el artículo, también rechazarían el Nº 6. Y antes de tratarlo, él, González y Jorge Triaca se levantaron de sus butacas. Y los siguió el kircherismo que, veloz en el conteo, dejó sin quórum a la oposición y sin la gloria a Bonasso quien ya paladeaba la victoria de imponer su proyecto sobre el del kirchnerismo al que acusa de estar cooptado por el lobby de la minera Barrick Gold.
De esta manera, el macrismo fue funcional al Gobierno. “Nosotros expresamos el rechazo en el artículo Nº 2 y anticipamos el del Nº 6. En el momento en que no nos aceptan introducir cambios en la definición del área periglaciar, entendimos que que ya habíamos hecho todo lo que teníamos que hacer y nos fuimos”, explicó Gladys González. “No hubo especulación ni intención de hacer caer la sesión. La próxima sesión en la que se siga el debate vamos a sentarnos para dar quórum, como lo hicimos en esta para tratar el proyecto”, anticipó.

Acuerdo fallido

Un día antes de la sesión Bonasso y Filmus acordaron un proyecto común con algunas modificaciones en la iniciativa del diputado. Ayer a la mañana ambos salieron en todas las radios anunciando el pacto al que habían llegado para sacar, con el apoyo de oficialismo y oposición, la ley. Pero el entusiasmo duró hasta esta madrugada.
“El proyecto de Bonasso no se iba a aprobar en el Senado y corríamos el riesgo de que quedaran trabados el de él y el mío, que fue votado por todos los senadores. Lo ideal era tener ley, por lo que es bueno haber llegado a un consenso”, explicó el senador antes de la sesión. “Hemos tomado lo mejor de los dos proyectos, preservando un objetivo común, la preservación de los glaciares”, contó. “Estamos frente a un acuerdo histórico”, se regocijó Bonasso.
Ambos acordaron modificar el artículo 2 que define la zona periglaciar y el 15 que establece su control. En el primero fue el diputado quien cedió ante el oficialismo –además de comprender al zona de alta montaña, ahora se incluye la media y la baja montaña- y en el segundo, el senador cedió ante el diputado –dejó como autoridad de aplicación al organismo nacional de mayor nivel jerárquico con competencia ambiental -algo muy resistido por las provincias-

Hssta aquí el extracto de la Investigación de Miguel Bonasso realizada para La Politica Online, publicada el 15.07.2010

PASCUA LAMA
Barrick Gold: Minería responsable de destruir los glaciares.

El proyecto Pascua Lama incluía el traslado de tres glaciares del lado chileno (Toro 1, Toro 2 y Esperanza), pero dicho plan fue prohibido y se obligó a la empresa a cambiar el proyecto para no intervenirlos. Sin embargo, en un informe técnico del año 2005 se advierte que la superficie de los mismos disminuyó entre un 56% y un 70% por las actividades realizadas por Barrick. En febrero de este año se sancionó a la empresa por continuar afectándolos. En Argentina la empresa fue varias veces denunciada por afectar el glaciar Conconta mediante la apertura de caminos, y sus emprendimientos Pascua Lama y Veladero están ubicados dentro de la Reserva de Biósfera San Guillermo de la UNESCO y se encuentran emplazados en ambiente periglacial, algo prohibido por la Ley de Glaciares.

Barrick goza de total impunidad para destruir los glaciares. Lo más grave es que tanto el gobierno de San Juan como el Gobierno Nacional actúan de manera cómplice al no avanzar con el inventario y las auditorías ambientales a las empresas. Es fundamental que la aplicación de la norma comience por la región cuyana, donde las actividades mineras pueden estar afectando glaciares. Cerca del 75% del territorio argentino es árido o semiárido, y se estima que pronto se afectará la disponibilidad de agua potable en la región de Cuyo, que depende en gran medida de los deshielos de los Andes.

La minería afecta a los glaciares en su etapa de exploración y explotación, con su remoción, la construcción de caminos, la perforación y uso de explosivos, el levantamiento de polvo que acelera su derretimiento, y la cobertura de los mismos por materiales de descarte. Con más de 200 nuevos proyectos mineros en la zona andina central de Argentina (solamente San Juan tiene más de 150), el impacto acumulativo sobre glaciares y ambiente periglacial puede ser catastrófico si antes no se realiza el inventario estipulado por la Ley de Glaciares.

   Los recursos judiciales presentados por Barrick contra la Ley de Glaciares son un acto de “autoincriminación”, ya que impidieron que se realice el inventario de glaciares y ambiente periglacial en sus emprendimientos y que se le efectúe una auditoría ambiental para corroborar si está afectando glaciares (artículo 15 de la ley).

El PRO de Mauricio Macri y el Kirchnerismo de Cristina Kirchner junto a Barrick Gold, en cuestión de negocios y suculentos sobornos, son un solo corazón.

28 de julio 2011 La minera canadiense Barrick Gold (NYSE: ABX) elevó los costos de capital previos a la producción para su proyecto aurífero Pascua Lama a US$4.700mn-5.000mn, señaló su gerente general, Aaron Regent, durante una teleconferencia sobre los resultados financieros del segundo trimestre. Anteriormente se proyectaban US$3.300mn-3.600mn. En el segundo trimestre se terminó de realizar una revisión detallada de los supuestos subyacentes y análisis de tendencias para Pascua Lama. El proyecto le pertenece en su totalidad y se ubica en la frontera de Chile y Argentina. “La compañía concluyó que, de acuerdo con las actuales tendencias, algunos cálculos y supuestos no se podían lograr, como los de nivel de productividad y efectos inflacionistas sobre los costos, así como también las cantidades requeridas de ciertos materiales de construcción como acero y cemento”, indicó el ejecutivo. Un estudio de factibilidad del 2009 calculó un costo de capital de US$2.800mn-3.000mn antes de la producción y desde entonces los costos de los bienes de consumo fundamentales han aumentado. El precio del acero ha subido cerca de 100%, mientras que el petróleo ha aumentado alrededor de 120% y el cobre, más de 200%, según el ejecutivo. Los proyectos en Chile y Argentina también se están viendo perjudicados por el sostenido incremento observado en la demanda de recursos debido al gran número de minas que se están construyendo o que están en etapa de factibilidad, en tanto que el peso chileno también ha tenido un impacto negativo sobre los cálculos de costos, explicó Regent. “Dado los niveles de productividad menores que lo previsto, la empresa subió los gastos, básicamente para mantener los plazos del proyecto a fin de obtener la primera producción a mediados del 2013”, señaló el gerente general. El diseño de ingeniería estaba listo en 90% al término del segundo trimestre, mientras que las labores de remoción de material estéril siguen dentro de los plazos para comenzar el cuarto trimestre. En Chile, los movimientos de tierra presentaban un avance de 80% a fines del trimestre, la zona estacional que sirve de taller para camiones está lista y seguían los trabajos de construcción del camino hasta el yacimiento Pascua. En Argentina, están listas las zonas estacionales para el portal de transporte, el acopio de de mineral grueso, la chancadora de piedras y una planta Merrill Crowe. La producción de oro anual promedio que se estima para Pascua Lama también subió a 800.000-850.000oz/a en los primeros cinco años de operación a un costo directo total negativo de US$225-US$275/oz, en función de un precio de US$25/oz de plata. “Con los actuales precios de US$1.600/oz de oro y US$40/oz de plata, Pascua Lama generaría un Ebitda anual promedio cercano a US$1.900mn en sus cinco primeros años de actividades”, indicó Regent. COSTO DE CAPITAL DE CERRO SUBE A US$6.000mn Barrick Gold también elevó el costo de capital a US$6.000mn para Cerro Casale, proyecto de oro y cobre localizado en el norte de Chile y en que controla el 75%. Anteriormente se anticiparon US$4.200mn. A fines del primer trimestre, la empresa había previsto un incremento de costo hasta unos US$5.250mn. El costo de capital del proyecto se ha visto afectado por efectos inflacionistas sobre insumos y actividades fundamentales, nuevos cálculos de cantidades necesitadas de materiales de construcción, mayores costos ligados a la productividad y mayores gastos para la ampliación de campamentos temporales y otros recintos, indicó Regent. Dentro de poco se presentaría un estudio de impacto ambiental a la oficina de evaluación del Ministerio del Medio Ambiente y la tramitación tardaría 18 meses, tras lo cual Barrick consideraría tomar una decisión sobre su construcción, agregó. El 25% restante de Cerro Casale pertenece a la minera connacional Kinross Gold.

Mauricio Macri y su aliada Cristina Fernandez de Kirchner defienden la muerte: Barrick Gold, la contaminación del medio ambiente y el saqueo de los recursos naturales de la Patria. TANTO EL KIRCHNERISMO COMO EL ARCO POLITICO ARGENTINO CONOCEN LA SITUACIÓN DESDE EL AÑO 2004 (Como minimo)

“Trabajé para Barrick durante seis años, la diversidad laboral me permitió recorrer perforaciones, rutas que se abrían a pura dinamita, el derrame de compuestos químicos y el poco caso a mis informes que terminaban generalmente en el cesto de los papeles”

“Trabajé para Barrick durante seis años, en el acarreo de bolsas, en la cuarteadora y zarandeo del material que iba al laboratorio, en la supervisión de sondaje después de un curso que hice en Chile, y en medio ambiente. La diversidad laboral me permitió recorrer perforaciones, rutas que se abrían a pura dinamita, el derrame de compuestos químicos y el poco caso a mis informes que terminaban generalmente en el cesto de los papeles”. -Fredy Espejo vive en el departamento de Iglesias, en el noroeste de la provincia argentina de San Juan y ahora trabaja en el hotel Termas de Pismanta, a 2.010 metros de altura, a escasos kilómetros de los yacimientos mineros, en la Reserva de Biosfera de San Guillermo.

Sobre la mesa desplegó decenas de mapas, muestras de rocas y fotografías de los pozos de exploración y de agua . La multinacional canadiense, Barrick Gold, es la dueña de los yacimientos de oro, plata y cobre, de Veladero y Pascua Lama, ubicados a 5.000 m. de altura en la Cordillera de los Andes, en territorios de Chile y Argentina, y los podrá explotar merced al Tratado Minero de Implementación Conjunta que suscribieron ambas naciones, a instancias de las potencias del Norte.

“A esta vega venían a comer los guanacos y las vicuñas pero la empresa dio la orden de construir ahí el dique de colas. En esta otra imagen puede ver los guanacos que están sobre el camino a metros de la planta de Veladero, y que fueron desapareciendo del lugar al no disponer del oasis de la vega. Las demás vegas se contaminan porque las cloacas van directamente a ellas y al río que nace ahí, que luego se junta con el Turbio y a su vez con el río Las Taguas. Para Barrick todo el agua que hay es poca -describe minuciosamente Fredy Espejo- el río Potrerillos lo desvían al interferir en el diseño de la planta y construirán dos grandes cuencas para lixiviar las rocas de Veladero las veinticuatro horas. Canito Sur vierte en la vega que se convertirá en el dique de colas; allí se alimentaba la fauna. La pl anta de trituración estará al pie del cerro Penélope y metros después las escombreras, en un área de 42 kilómetros para recibir también los estériles de Pascua Lama”.

Entrevista

-¡De Lama!
No, de Pascua Lama, porque los estériles de Chile, dijeron desde un principio que los depositarían aquí, aunque pueden modificar el proyecto sobre la marcha porque nadie controla nada. El Estudio de Impacto Ambiental tampoco será definitivo. La minera ejerce su propio control. Por el túnel llevarán el mineral hacia Chile y al Pacífico, pero también podrá ser al revés y sacar las barras de metal Doré por Argentina, a través del aeropuerto que construyeron en Veladero.

En este otro sitio -señala Espejo en el mapa- harán el tapón del río Turbio. Aquí arrojaron tambores con aceite quemado y combustible, una de las primeras denuncias que hubo. Yo levanté el campamento de Lama con tres personas y me mandaron quemar unos cien colchones, maderas, camas desvencijadas, bolsas, objetos diversos, plásticos de todo tipo y enterramos los residuos como nos dijeron.

-Pero la minera niega este tipo de conductas…
A mi no me lo pueden negar. Me dieron la orden y lo tuve que hacer. Quemar era más práctico y económico que bajar todo al pueblo, nos dijeron.

-¿Y las carpas?
Las carpas las llevamos a Veladero, otras a San Juan. Los desechos los enterramos entre los cerros Penélope y La Porfiada, la cuenca del río Turbio.

-El Turbio ¿dónde desemboca?
El río Turbio baja de este glaciar -señala el lugar Fredy espejo- ahí se inicia , arriba del Lama Central y arranca costeando toda La Porfiada y converge en Las Taguas.

-Y Las Taguas escurre por Jáchal.
Sí, toda la cuenca se verá afectada. El río Las Taguas nace un poquito más al sur del actual campamento de Veladero. En esta quebrada -insiste Espejo- y más allá, el arroyo de Los Despoblados que cinco kilómetros adelante se junta con El Potrerillos, el que van a desviar para ubicar las escombreras. Se requiere mucha agua, por eso tantas perforaciones cerca de Canito Sur. Allí secarán la vega, le quitarán humedad para construir el dique de colas.

-¿Es la vega de los sapitos?
No, los sapitos desaparecieron todos desde el frente de Veladero hasta treinta kilómetros más abajo, en el arroyo Los Tambillos, son pequeños sapitos de la cordillera.

-Y te despidieron cuando llevaste las muestras.
Si, por una sucesión de circunstancias, en realidad creo que hice mi trabajo al pie de la letra pero desagradaban mis conclusiones. Dije que la planta de lixiviación tenía que estar más lejos o alejar el campamento, pregunté acerca de dudas que surgían de conversaciones con otros compañeros, si alterar el curso de los ríos y el caudal de agua afectaría a poblaciones de los valles y sus cultivos; pregunté si no había otra forma de pulverizar, desde menos altura porque el viento es constante y despide gotitas con la solución de cianuro fuera del dique; informé que las mangueras no servían porque se rompían a cada rato, que el plástico que había debajo del material también se rompía con frecuencia. Además, dejábamos el material a la intemperie de las lluvias, lo acumulábamos en huecos sin usar cal, sobre un nailon negro. Fue cuando pregunté por los sapi tos, si sabían de eso; incluso se lo pregunté a la Cámara de Minería cuando vinieron a dar explicaciones a Iglesia, y todos ignoraban de su existencia. Me pidieron que si veía alguno, se lo llevara. Lo hice, metí varios congelados en un frasco que habíamos guardado en un refrigerador. Y este fue el principio del fin. Poco después me despidieron.

– Ser supervisor de medio ambiente de Veladero complicó tu relación con la empresa…
“De Barrick, fui empleado de Barrick, mis recibos de sueldo son de Barrick, porque la empresa suele decir que el problema es de la subcontratista cuando lo que ocurre arriba es responsabilidad de Barrick. El gobierno no existe. Mienten todos constantemente. Escuché en una de las charlas de la minera, que habían llevado gatos al campamento para combatir la proliferación de lauchas aparecidas en contenedores, etc. Y me dio un ataque de risa. Jamás hubo gatos, nunca vi un gato en mis seis años trabajando arriba; el único animal doméstico que vi fue un perro siberiano, pero gatos no. Las lauchas se multiplicaban rápidamente. La cantidad era mucha y había que eliminarlas. ¿Y qué se hizo?. Se puso veneno por todas partes y las exterminamos provocando otro daño, porque pronto vimos águilas muertas y zorros que se habían comido los ratones envenenados”.

-¿Nadie denunció esto?
Denunciar esto significa aportar testigos, es decir, la gente que está trabajando y que perderá el empleo. Por ejemplo, las explosiones dañan la fauna. Alrededor del túnel de Filo Federico había gran cantidad de chinchillones y fueron desapareciendo. En Lama durante muchos años usamos pozos ciegos. No había baños químicos ni tratamiento de cloacas de ningún tipo. Al agrandarse el campamento colocan sanitarios, pero solo en la planta y sin depuración alguna. Duraban poco, colapsaban con las temperaturas bajo cero. Las aguas servidas se descargaban por un caño en la vega que le mencioné, pegada al río Canito. Ahí terminaba toda la porquería. Muchísimos obreros hacían sus necesidades en cualquier lugar. Todos estos pocitos que usted ve en el mapa son perforaciones que demoraban días en hacerse, con cientos de personas por todos lados, entonces el inodoro es el lugar donde uno se encuentra. Lo mismo ocurrió en los campamentos La Ortiga, Despoblado y otros. Es un suelo muy poroso. Cualquier líquido que cae lochupa enseguida.

-En San Juan se publicaron casos de hipotermia ¿El frío paralizaba las obras?
“No. Podían mermar algunos trabajos pero arriba no se para nunca. En las ruedas de las camionetas poníamos calentadores para despegar los frenos y seguíamos. Se lo mostré en el vídeo ¿recuerda? Sólo en pleno rigor invernal se corta la actividad porque es inevitable”.

-La mayor preocupación que me dejó tu video fue ver el glaciar destruido.
“Es el glaciar Conconta, glaciar de Vallejos, que le dicen. Hubo que abrirlo para trazar por ahí el camino que hoy tiene 35 metros de ancho para llegar a la planta y a los yacimientos”.

-¿Por qué todos los caminos son tan anchos?
“Por los camiones que se usan, de gran porte y el incesante tráfico que hay”.

-¿Pertenece a ese glaciar el agua que consumen los pueblos de los valles?
“Ese glaciar le da agua a Tudcum. En Iglesia y Las Flores nos alimentamos con la que proviene de Agua Negra. Y Bella Vista recibe del arroyo Dechita. La cordillera distribuye naturalmente el agua y nadie se queja. En realidad es una gran cuenca que permite surtir de agua a Iglesia, Marimar, La Chigua, Chinguillo, Angualasto, Rodeo y Dique del Viento”.

¿Y Pismanta?
Pismanta vive de aguas termales. Son las mismas que hay en Despoblado a 80º C y a solo cinco kilómetros de Veladero. Las cloacas de Despoblado también fueron al río y ese campamento, La Ortiga, Río Frió y otros, se convirtieron en desechos que enterrábamos.

-Entonces,Barrick guarda la mugre bajo la alfombra.
La mugre y los compuestos tóxicos. Los pozos se fueron contaminando con gasoil que se usa para lubricar el cilindro de la perforación para que no se trabe. Es más barato que utilizar aditivos. Hay cientos de pozos y miles de litros de gasoil vertidos por toda la Reserva y denuncias por contaminación: a un compañero se le cayó el equipo que bombea el agua, en uno de los pozos; otro caso es el derrame de miles de litros de combustible por errores humanos. Son cosas frecuentes, no hechos aislados.

Y eso que Pascua Lama aún no empezó.
Y Veladero tampoco. La producción sistemática en firme se anunció para este año y los daños ya son cuantiosos. Recuerdo que la última vez que vinieron a dar una charla dijeron que se hizo un solo camino para Veladero, y eso no es cierto. El desastre por erosión y desertización es grave. Observe este mapa de Lama -memoriza Fredy Espejo- hay 25.780 kilómetros de caminos, un laberinto, sólo para la prospección de Lama. Pero si sumamos toda la exploración y cateo la cantidad de caminos es imponente. En el mapa están marcados los primeros cerros que van a dinamitar y el enjambre de rutas; entre ellos, el cerro Penélope, como ya dije, volará por completo, también Laym, Filo Federico, Pan de Azúcar, Porfiada, Loma Centro, TD, Caracoles Centro, Caracoles Norte y muchos más.

Podemos ver en este mapa de la propia Barrick -continúa Espejo- los 68.940 kilómetros de caminos, más anchos que cualquier calle de San Juan capital.

Los cerros, montes y lomadas en las altas cumbres sanjuaninas, terminarán en estériles, escombreras tóxicas y cráteres inmensos, algo a lo que nos tiene acostumbrado este tipo de minería y cuantos más caminos, vegas y glaciares se destruyen, mayor desertización. Sin olvidar que hablamos de la Reserva de Biosfera de San Guillermo.

-Alguien puede insinuar que me cuentas todo esto por resentimiento, porque te echaron del trabajo. Debemos explicar que hoy tienes un empleo tan rentable como el de Barrick y hasta te convendría guardar silencio. Tu actividad actual te permite tratar con ejecutivos de la minera y hasta con quienes fueron tus jefes y tal vez al difundir todo esto te expones a conflictos.
Es que al escuchar mentiras sobre la seguridad industrial de la planta, no me puedo callar. La Barrick dice “A mi no se me murió nadie”, y esos dichos hacen que me rebele.

Yo no era minero, pero necesitaba el trabajo. Por aquí nadie es minero, pero ante la paga afrontamos el mal de alturas o todo lo que haga falta. Tenemos familia y necesidades.

Y tal vez ahí está el mal mayor. Porque son muchos los accidentados en Veladero y Pascua Lama. Y si bien algunos abandonan, son más los que quieren el trabajo.

-Pero Barrick se jacta de no tener accidentes.
Mire esta foto y este puntito rojo en el mapa -comenta Espejo- con sus cinco peñasquitos, falta una gran roca que fue la que cayó y mató a uno de los operarios. Se desmoronaron varias, una le rompe la pierna y la otra le aplastó la cabeza. Llegué primero al lugar porque estaba trabajando cerca. Y como este caso hay muchos, y por negligencia. Esto es, se dan las condiciones laborales para que ocurra lo que suelen llamar accidente. Los muertos son obreros de empresas contratadas como Tabolango, Techint o Cartelone, pero todos trabajan para Barrick, aunque no figuren en su nómina. También hay casos de la propia Barrick.

-¿Cuantos murieron?
Mas de cincuenta. No todos estamos preparados para esfuerzos físicos a 5.000 metros de altura. Incluso ocurre con frecuencia que al terminar la quincena, hay quienes bajan muy rápido deseando llegar pronto a su casa y se descompensan, pierden el conocimiento, se desbarrancan. Como el buzo que intenta salir de golpe a la superficie. Igual. La minera dirá que es imprudencia, problema de ellos, y en la mayoría de los casos oculta los sucesos o no toman estado público porque son empleados de otras provincias o de países vecinos, sin familiares que los reclamen. Hubo un caso que lamenté no tener una cámara fotográfica o una filmadora, así registraba la “gran tecnología” de Barrick, ver morir a un hombre que se accidenta a las 11,30 del mediodía y lo sacan de la camioneta a las 14,30. Lo bajan en la misma camioneta de Cartellone hasta la entrada de Iglesia y de ahí, envuelto en colchas, lo metieron en una ambulancia. Este señor, lo supimos enseguida, venía muerto, y ellos decían que no. Lo cierto es que nunca más volvimos a saber de él.

-¿Estás arrepentido de haber trabajado en Barrick?
La minera no me ayudó mucho, pero lo que vi fue de gran enseñanza. Hace dos años decían que yo estaba loco por contar esto y, como usted dijo, me tildaban de minero resentido. Desde que vino usted en mayo y empezó con las charlas en San Juan y Jáchal sobre esta minería, cambiaron las cosas para nosotros. Nos juntamos varios, hacemos volantes, y la gente nos escucha porque sabe que decimos la verdad. La cuestión del trabajo es otro tema. Los vecinos empleados de Barrick gozan de nuestra estima y suelen darnos la razón, pero suben igual por el jornal. Ahora dicen que “estos locos tenían razón”. La gente comenzó a interesarse en los problemas que causa la minería y nos presta atención, es un gran paso. Y la empresa y el gobierno se dieron cuenta de eso porque nos invitaron a dar charlas en varios colegios y nos prohibieron el acceso.

-¿El gobierno de San Juan prohíbe las charlas?
Peor aún, el director de una escuela me mandó una carta documento obligándome a que rectifique exposiciones como ésta, y a los alumnos y a dos profesores les prohibieron que me inviten al colegio. Lo firma Luis Balmaceda y la Secretaría de San Juan.

-¿Dónde era la charla?
En el colegio de bachillerato de Iglesia.

-Pues a mi me ocurrió algo semejante. En el colegio Normal de Jáchal, con el grupo de sanjuaninos auto convocados dimos una charla y la directora asustada me preguntó si contaba con autorización del Ministerio de Educación o del gobierno de San Juan. Igual expusimos y debatimos con los alumnos y hasta se enchufó la directora. De no ser así, igual lo hacemos a puro megáfono en la puerta del colegio. 
En cambio -dice Espejo- funcionarios del gobierno y de la minera vienen a cada rato a dar conferencias sobre las bondades del cianuro, que es inocuo y del progreso minero. Reparten historietas para chicos acerca de minerales para hacer casas o fabricar bicicletas, autos, trenes; relatos que esconden saqueo de minerales y contaminación. Ocultan la verdad.

-Este es nuestro gran desafío y no debemos claudicar
A poco de irse usted -continúa Espejo- vienen seguido y no sólo dan charlas, sino que reparten dádivas, planes de estudio y becas, combustible para escuelas, pasajes para los alumnos y otros beneficios. La Barrick lanzó una campaña de incorporación de gente para Veladero a razón de un empleado por familia. Una forma de captar y comprometer a todo el pueblo, cuando antes los contratados no superaban cincuenta en todo el departamento.

-Y ahora ¿a cuánta gente local emplean?
De Jáchal no se, pero de Iglesia, Rodeo, Tudcum, Las Flores, Agualasto, etc., serán doscientas personas en total. Además, a productores agrícolas les donaron una máquina para cosechar porotos (pero en comodato por las dudas), también reparten semillas, etc.

¿Te parece que está bien?
Digamos que son sobornos. Todo el mundo lo entiende así.

Entrevista con Fredy Espejo
Javier Rodríguez Pardo
(San Juan, agosto 2004)

BWN Patagonia

FUENTE: http://bolsonweb.com.ar/

Comments

comments