La comuna quiso desalojar el lugar que se usa con fines políticos. Militantes del MUP y una diputada, lo impidieron.

 La Cámpora usó un centro de jubilados y Cornejo se enojóPrimero fue por la venta de verdura, luego por la militancia en las escuelas y ahora, por los jubilados. Una nueva pelea entre la agrupación kirchnerista La Cámpora y el municipio radical de Godoy Cruz se produjo ayer.

Desde la comuna que dirige el presidente del radicalismo, Alfredo Cornejo, intentaron terminar con el comodato de un centro de jubilados de Villa del Parque ante la denuncia de que se usaba, entre otras cosas, para actividades políticas. Dirigentes de La Cámpora y del MUP, entre ellos una legisladora y dos ediles, pelearon con los funcionarios municipales y los expulsaron. Hubo denuncias penales.

Según contó a Los Andes el presidente del Concejo, Federico Chiapetta,”hace más de un año que venimos recibiendo denuncias de jubilados que no pueden usar el lugar que es del municipio y que fue cedido en comodato para ellos”.

El centro de jubilados “La Alegría de Vivir”, que queda en Rioja y San Vicente de Villa del Parque, de acuerdo a la versión gubernamental, se ha venido utilizando en los últimos 12 meses para actividades como “venta de ropa” o “actos políticos de La Cámpora y el MUP” con el permiso de una mujer que habría sido elegida como presidenta a través de una elección fraudulenta.

“Tenemos varias denuncias que indican que la señora Sonia Sosa ha falsificado firmas de jubilados para presidir el lugar a través de una asamblea fantasma”, continuó Chiapetta.

Con esos argumentos, ayer por la mañana, el secretario de Gobierno del municipio, Humberto Mingorance, se presentó  en el salón junto a un grupo de empleados municipales para terminar con el comodato del mismo.

Además, la municipalidad tenía las llaves del salón porque, según contaron, habían sido entregadas en noviembre del año pasado por Olga Ramírez, quien era la presidenta del centro de jubilados pero como su pareja, que era el vicepresidente, había muerto (Sulpicio Sosa, quien era además el padre de Sonia Sosa), ella decidió mudarse a Maipú y entregar las llaves.

“Por medio de carta documento se emplazó a la señora Sosa a la desocupación y entrega del inmueble, emplazamiento que no fue contestado y por tanto con fecha 23 de agosto de este año, mediante decreto 1.302, se rescinden los contratos y se ordenan las acciones de recupero del inmueble”, relataron desde el municipio.

Pero cuando llegaron ayer a Villa del Parque los enviados de Cornejo, lo hicieron también militantes de La Cámpora y del MUP, entre los que se encontraban la diputada camporista Marina Femenía y los ediles Mariano Maure y Pablo Carricondo y se produjo un enfrentamiento.
Consultado Maure por este diario, dio su versión: “Llegamos y nos encontramos con la policía que, sin orden judicial, pretendía desocupar  el lugar. Nosotros les pedimos la orden y, al no tenerla, se retiraron”, sostuvo el concejal. “Después invitamos a retirarse a los funcionarios municipales, pero no hubo forcejeos ni golpes , sólo discusiones”.

Desde el municipio dijeron otra cosa. “Hubo agresiones contra Gustavo Gil, que es abogado del municipio. Empujaron a la escribana y por eso, todos los funcionarios se tuvieron que ir sin poder recuperar el inmueble”, se quejó Chiapetta.

Desde el MUP reconocieron que el centro de jubilados se usa para fines políticos. “Nosotros no negamos que usamos el centro de jubilados, pero es para actividades de capacitación”, justificó Maure.

“El municipio tiene una confusión extrema. No se puede entrar a un lugar por la fuerza”, agregó. Los kirchneristas hicieron una denuncia contra los funcionarios radicales en la Fiscalía número 4 de Godoy Cruz y, como estaba Femenía, advirtieron que presentarán una denuncia en la Comisión de Derechos y Garantías de Diputados y en Fiscalía de Estado.

Chiapetta, en tanto, cargó contra los militantes kirchneristas. “No es la primera vez que La Cámpora actúa como actúa, usando los bienes del Estado para fines partidarios. Ya lo hizo con la venta de verduras en la que entregaba bolsas con la cara de la Presidenta o con la militancia en las escuelas. Ellos hablan de que se atacó la propiedad privada. Lo cierto es que se trata de un inmueble municipal”, aseveró el funcionario del Concejo. La Comuna también hará denuncias penales.

FUENTE: DIARIO LOS ANDES

Comments

comments