El poderoso viceministro estará al frente de la comisión que supervisará las inversiones, los costos y los precios de venta de todo el sector petrolero.

 

Axel Kicillof, en los papeles viceministro de Economía pero hoy por hoy uno de los funcionarios con más poder en todo el gabinete de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, quedó al frente de la comisión que supervisará, con poder de auditor, las inversiones, los costos y los precios de venta de todo el sector petrolero, incluidos los valores de referencia del gas oil y la nafta en las estaciones de servicio.

 

En esa tarea, el viceministro estará secundado por el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno. Y el número tres de la Comisión de Planificación y Coordinación Estratégica del Plan Nacional de Inversiones Hidrocarburíferas será el secretario de Energía, Daniel Cameron.

 

La comisión que integran los tres funcionarios publicó hoy su primera resolución. Tiene la particularidad de que la misma comisión es la que establece su constitución y designa a sus miembros, además de establecer el reglamento para su funcionamiento. Se trata de un organismo previsto en la Ley de Soberanía Hidrocarburífera –la misma que decretó la expropiación de YPF- y en su decreto reglamentario.

 

El reglamento de la flamante Comisión establece que el desempeño de los funcionarios en la misma es ad honorem (es decir que no cobrarán más que lo que ya cobran por sus otras funciones) y le da a Kicillof, como presidente de la misma, la representación legal y el poder, entre otras cosas, de convocar a sesiones ordinarias o extraordinarias, modificar el temario de esas reuniones y organizar los encuentros con el sector privado.

 

Entre otras competencias, el flamante organismo deberá «elaborar y aprobar anualmente el Plan Nacional de Inversiones Hidrocarburíferas«; solicitar todo tipo de información a todas las empresas que realicen exploración, explotación, refinación, transporte y comercialización de hidrocarburos y combustibles; aprobar (o rechazar) los planes de inversión de esas empresas y auditar su cumplimiento;publicar «precios de referencia de venta de hidrocarburos y combustibles» y «auditar y fiscalizar la razonabilidad de los costos informados por los productores y los respectivos precios de venta». También deberá notificar a la AFIP y otras autoridades «las sanciones adoptadas«.

 

 fuente: clarín – i eco

Comments

comments