David Campbell Mulford fue secretario del Tesoro estadounidense en 2001, cuando el entonces ministro de Economía implementó la operación financiera.

foto perfil.com

La Justicia argentina ordenó la “captura internacional” de un exfuncionario estadounidense en el marco de la causa por el denominado «megacanje»,la operación financiera de canje de deuda celebrada por el gobierno deFernando De la Rúa y el entonces ministro de Economía Domingo Cavallo, quien está con procesamiento firme y camino al juicio oral.

Se trata de David Campbell Mulford, vicepresidente del banco Credit Suisse First Boston y ex subsecretario de Asuntos Internacionales del Departamento del Tesoro de los Estados Unidos, quien fue citado al menos tres veces a prestar declaración indagatoria, pero como nunca concurrió, el juez que sigue el caso lo declaró en “rebeldía”, informó DyN.

La resolución se produjo en la causa penal que tramita en la Justicia federal sobre el denominado «megacanje» de la deuda externa de la Argentina, en 2001, y en la que Mulford había intervenido.

En la causa se investiga si hubo una defraudación contra el Estado argentino a través del «megacanje». El juez federal subrogante Marcelo Martínez de Giorgi le envió a Mulford, en 2010, un exhorto a la Justicia estadounidense para que formulara su descargo, pero nunca obtuvo respuesta.

En cambio, sus abogados presentaron un recurso para que la situación de Mulford sea equiparada a la del ex secretario de Hacienda Daniel Marx, quien había sido procesado pero la Cámara de Casación consideró que en su caso ya había sido investigado y sobreseído en otro expediente conexo, y no podía ser juzgado nuevamente por el mismo delito.

Mulford fue subsecretario de Asuntos Internacionales del Departamento del Tesoro durante la segunda presidencia del republicano Ronald Reagan y la de su sucesor y correligionario, George Bush padre. El «megacanje» o canje de títulos de la deuda pública se concretó a mediados de 2001 y fue mostrado como uno de los triunfos del inconcluso gobierno de De la Rúa, pero incrementó el pasivo financiero del tesoro nacional en unos 40.648 millones de dólares y no consiguió detener la debacle de diciembre de 2001 y el posterior «default».

Básicamente, la operatoria consistió en la postergación de una parte de los vencimientos de pagoque debían producirse en 2000 y que se trasladaron al año 2005 en adelante. Empero, a cambio de la refinanciación Argentina aceptó altísimas tasas de interés y un cronograma de pagos programado hasta el 2031, con una concentración de las obligaciones en la primera década del nuevo esquema.

En su momento, legisladores nacionales y particulares denunciaron públicamente y ante la Justicia el supuesto fraude al Estado que habría generado el megacanje, en el cual intervinieron los bancos privados Galicia, Santander, Francés, Boston, HSBC, J.P. Morgan y Salomon Smith Barney, que se habrían beneficiado con unos 160 millones de dólares en comisiones.

La Fiscalía investigó, en el marco del proceso, una denuncia que atribuye a Cavallo el cobro de sobornos por 15 millones de dólares en la refinanciación, y consignó en la acusación que el perjuicio que habría ocasionado el megacanje se extenderá por varias décadas.

Mulford había recibido por entonces el máximo galardón que otorga Argentina -Orden de Mérito al Libertad General San Martín- de manos de Cavallo. Fue precisamente el exministro quien hizo participar al CSFB de Mulford en el conglomerado de bancos que actuaron como intermediarios en el denominado «megacanje» de la deuda pública de Argentina y, así, embolsaron comisiones del Estado.

FUENTE: PERFIL

Comments

comments