Según el Banco Central en algunos aeropuertos y terminales portuarias “se detectaron prácticas abusivas que afectan a los viajeros que ingresan a la Argentina”.

El Banco Central dispuso que desde este viernes sólo entidades financieras públicas podrán operar en puertos y aeropuertos, en una medida destinada a evitar “abusos” en el cambio de divisas con turistas extranjeros.

Así lo resolvió el directorio del BCRA, que dispuso en consecuencia la revocación de las autorizaciones otorgadas a otras entidades financieras y cambiarias para mantener casas en las referidas plazas.

Según la entidad monetaria, en algunos aeropuertos y terminales portuarias “se detectaron prácticas abusivas que afectan a los viajeros que ingresan a la Argentina”.

A excepción del aeropuerto de Ezeiza, en las terminales de Córdoba, Tucumán, Mendoza y San Carlos de Bariloche las casas de cambio pagaban por cada dólar apenas 3,70 pesos, 70 por ciento menos que en la calle Florida y 25 por ciento inferior al oficial.

En la terminal internacional de Ezeiza la situación es diferente porque allí operan varias casas de cambio y también una sucursal del Banco Nación.

Según la nueva disposición oficial, se resolvió que las entidades públicas que operen en las terminales podrán realizar operaciones de compra de moneda extranjera a no residentes por importes de hasta 500 dólares o su equivalente en otras monedas, por cliente y por estadía.
Además, las entidades financieras públicas serán las únicas que podrán abrir o mantener casas operativas -central, sucursales o dependencias especiales de atención al público- en puertos y aeropuertos internacionales, siempre que cuenten con la autorización del Central.
En una comunicación, la autoridad monetaria señaló que “la decisión se adoptó a partir de un relevamiento conjunto realizado por el BCRA, la UIF, la AFIP y el ORSNA, que aconsejó avanzar con nuevas medidas destinadas a afianzar la prevención de los riesgos de lavado de activos y financiación del terrorismo en terminales portuarias y aeroportuarias”.
“Así, con el objeto de facilitar tareas de coordinación en materia de seguridad, se resolvió requerir a las entidades financieras públicas que mantengan allí casas operativas que cuenten, en cada una de ellas, con un Oficial de Coordinación con idoneidad y atribuciones suficientes para interactuar con los distintos organismos públicos que cumplen funciones en los puertos y aeropuertos internacionales”, señaló.

Agregó que el directorio “también tuvo en cuenta que se detectaron prácticas abusivas de entidades privadas que operan en diferentes terminales que perjudican notoriamente a los turistas”.

Entre estas prácticas se verificó el pago de precios por la compra de moneda extranjera muy inferiores a los habituales de mercado, lo cual afecta a los viajeros que arriban a la Argentina.

“Este tipo de comportamientos resulta abusivo y lesiona derechos de los usuarios de servicios financieros”, afirmo el Central.
Agregó que “los tipos de cambio minoristas comprador y vendedor ofrecidos por cada entidad pública autorizada a operar en las jurisdicciones citadas deberán ser uniformes para todas las sucursales de la entidad en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y, en el caso de las casas operativas instaladas en puertos y aeropuertos internacionales, respecto de las radicadas en la ciudad capital de la provincia respectiva”.

“Adicionalmente las entidades públicas autorizadas para operar en establecimientos portuarios y aeroportuarios deberán brindar, según la demanda proveniente del tráfico de cada terminal, un servicio continuo a los usuarios. Las entidades dispondrán de un plazo de hasta 30 días corridos para dar cumplimiento a esta previsión”, consideró.

Comments

comments