Según entidades rurales, las inundaciones afectan unas diez millones de hectáreas. La Bolsa de Cereales porteña alertó sobre pérdidas en lotes de trigo.

RESCATE. Hacienda siendo rescatada en Bolívar. (Foto: Marcos-TN y la Gente)

Las últimas lluvias y los desbordes de ríos y arroyos no dan tregua a la provincia de Buenos Aires, donde la Comisión de Emergencia y Desastre Agropecuario declaró en emergencia a 15 distritos y prorrogó ese estado en otros dos, informó el ministro de Asuntos Agrarios, Gustavo Arrieta.

Las inundaciones afectan unas diez millones de hectáreas,según estimaciones de entidades rurales. Los partidos declarados en emergencia son los de Tordillo, General Pueyrredón. Guaminí y Tandil, en emergencia y/o desastre son los de Saavedra, Azul, Benito Juárez, General Alvear, González Chaves, Laprida, Las Flores, Necochea, Saladillo, San Cayetano y Tapalqué, en tanto se concedieron prórrogas a los de Coronel Pringles y Villarino.

Tras las últimas lluvias registradas y la inundación de una importante área productiva, Arrieta dispuso mantener en «asamblea permanente» a la mencionada Comisión, que es la encargada de elevar a estado de emergencia y/o desastre tras el pedido formal que deben realizar los municipios.

inundado.jpg

Además, la Bolsa de Cereales afirmó que las lluvias comprometieron los lotes de trigo de la zona centro y del oeste bonaerense, donde los productores se vieron afectados con «pérdidas totales o parciales» en sus cultivos por la «saturación» de los suelos por las lluvias.

El informe semanal realizado por técnicos de la entidad porteña, expresó que «si bien es prematuro cuantificar las pérdidas de superficie, el mayor impacto de las inundaciones se ubica sobre el centro de Buenos Aires», donde el área sembrada con trigo resulta «inferior al resto de las regiones involucradas en la provincia».

inundaciones-provincia.jpg

Según los especialistas, en las áreas mencionadas los cultivos de trigo muestran «elamarillamiento o manchoneo en cuadros que se aún se mantienen en pie y que en la mayoría de los casos se encuentran macollando».

«No obstante, a la fecha hay amplias áreas en toda la provincia de Buenos Aires que aún mantienen favorables condiciones para el crecimiento y desarrollo del cultivo, como así también un muy buen estado sanitario», se explicó.

FUENTE: TN

Comments

comments