El presidente ordenó «incrementar la seguridad» en todas las sedes diplomáticas en el mundo

WASHINGTON.- El presidente Barack Obama ordenó elevar las medidas de seguridad en todas las sedes diplomáticas de Estados Unidos, luego de condenar con firmeza la muerte del embajador y de otros tres funcionarios del país norteamericano en Libia.

«He ordenado a mi administración que provea todos los recursos necesarios para apoyar la seguridad de nuestro personal en Libia e incrementar la seguridad de nuestros puestos diplomáticos alrededor del mundo», sostuvo Obama.

El embajador Chris Stevens y otros tres empleados consulares murieron anoche en un ataque al vehículo en el que viajaban, tras haber dejado la misión por la irrupción de militantes que denunciaban un film estadounidense que insultaba al profeta Mahoma, dijo un funcionario local.

Además, el jefe del Estado norteamericano aseguró que «se hará justicia». «Trabajaremos con el Gobierno libio para poner ante la justicia a los asesinos que atacaron a nuestros diplomáticos», dijo Obama en una declaración desde la Casa Blanca junto a la secretaria de Estado Hillary Clinton.

«Que no haya lugar a dudas: se hará justicia», añadió el mandatario, quien condenó «en los términos más fuertes posibles» el «indignante y horrible» ataque a la legación, que costó la vida a Stevens y a otros tres estadounidenses que trabajaban en ella, entre ellos el diplomático Sean Smith.

Refiriéndose al motivo de los ataques, Obama subrayó que Estados Unidos «es un país que respeta todas las fes y rechaza todos los intentos de denigrar las creencias religiosas de otros». «Pero no hay absolutamente ninguna justificación para este tipo de violencia sin sentido. Ninguna», subrayó. «El mundo debe unirse en la condena de estos ataques».

El presidente subrayó que «ningún acto de terror» hará que Estados Unidos «se rinda en su compromiso con la justicia». Calificó de «ejemplo» a Stevens, el primer embajador estadounidense que muere en su puesto desde 1979, que falleció «en la ciudad que ayudó a salvar» durante las revueltas populares contra el fallecido Khadafy.

Comments

comments