El gobernador de Santa Cruz, Daniel Peralta, denunció ayer que el ministro de Planificación Federal, Julio De Vido, actúa como un “interventor virtual de la provincia” y sostuvo que las críticas a…

El gobernador de Santa Cruz, Daniel Peralta, denunció ayer que el ministro de Planificación Federal, Julio De Vido, actúa como un “interventor virtual de la provincia” y sostuvo que las críticas a su gestión forman parte de una “operación gigantesca” para desplazarlo del cargo.
“Cuando (De Vido) les habla a los diputados y les dice «les pido a mis diputados» como si él fuera el papá de todos ellos, realmente actuó como si fuera un interventor virtual y no un ministro de la Nación y respetando las autonomías provinciales”, cuestionó Peralta.
Subrayó, en este sentido, que el ministro “no habló por sí mismo o por iniciativa propia” y sostuvo que si dijo lo que dijo “es porque hay un amplio sector del gobierno nacional que pretende que la provincia tome un camino de la mano de gente que no ha sido elegida por el pueblo”.
“Hay un amplio sector del gobierno nacional que quiere que se tome otro camino en lo institucional. Ahogamos al gobernador, lo asfixiamos financieramente, lo rodeamos políticamente con el voto de los diputados y con la presión de los intendentes y cerramos los caminos a posibles vías de solución; esa es la idea. Hay que tener cuidado en jugar con fuego y que termine como en el 2007 o con un resultado peor. Hay una operación gigantesca para desplazarme del gobierno”, denunció Peralta. .
De Vido había reclamado públicamente anteayer a los legisladores provinciales que rechazaran un pedido de endeudamiento formulado por Peralta para superar la crisis financiera y le exigió al mandatario que administre con “responsabilidad y pericia”.
Por eso, en el momento de mayor tensión con la Casa Rosada, el mandatario patagónico calificó de “destituyente” el pedido a los diputados provinciales, dijo que “eso no lo merece la gente” y sostuvo que “lo que el ministro hizo fue poner blanco sobre negro algunas cosas”.
“Hablando de mis diputados , haciéndose dueño de los legisladores santacruceños, me pareció un exceso de parte del funcionario nacional. Hablar casi interpelando al gobernador pidiendo que recapacite, cuando lo único que nosotros estamos haciendo acá es pedir herramientas que nos permitan paliar esta situación que es recuperable en el corto tiempo”, señaló Peralta.
En este sentido, sostuvo que De Vido “habló como un interventor virtual de la provincia”, como “dueño del voto de los diputados y de la voluntad política de los intendentes”, lo que —aseguró— le causa “mucha pena, tristeza y decepción”.
Peralta se expresó así luego de que 12 de los 14 intendentes de Santa Cruz manifestaran su rechazo a que la provincia se endeude para cubrir el déficit, a la vez que reivindicaron los acuerdos alcanzados por las comunas en forma directa con la Casa Rosada.
“Luego del claro avasallamiento de la autonomía provincial, está claro que no me quieren en el gobierno y es lo que entiende cualquier pibe que analiza política. Claramente hay un mensaje muy duro para quebrar el orden institucional en la provincia. Lo que se busca acá es pasar de una crisis política a una social. Y después quiero ver quién se hace responsable de esto”, lanzó Peralta.
Además, el gobernador santacruceño respondió a las acusaciones sobre un supuesto cambio en la orientación de su gestión y señaló que él es “el mismo que Néstor Kirchner puso al frente de la provincia en el 2007, para tratar que de rearmar entre los santacruceños y superar la crisis que vivíamos en ese momento”.

Comments

comments