En una elíptica crítica al gobernador cordobés, la Presidenta dijo que “es fácil ir a la Corte, pero el problema es hacer sustentable las medidas”. Es la primera réplica de la mandataria luego de los fuertes cruces Provincia-Nación.

Por primera vez desde que el gobernador de Córdoba, José Manuel de la Sota, rompió relaciones con la Nación, la presidenta Cristina Fernández de Kirchner se refirió al mandatario y sus reclamos, aunque sí mencionarlo. Desde la provincia de San Juan, donde inauguró dos fábricas y entregar un plan de viviendas, la jefa de Estado reprochó a algunos gobernadores por su “mala gestión” y acusó elípticamente a De la Sota de administrar mal los recursos y de no “hacer sustentable las medidas”. Además, criticó la decisión del cordobés de recurrir a la Corte en contra de la Nación, para reclamar el financiamiento de la Caja de Jubilaciones provincial.
“Es fácil reclamar ante la Corte, pero el problema es hacer sustentable las medidas” dijo Cristina Kirchner y agregó que “yo no hago milagros: me encargo de desarrollar políticas activas y si los recursos no son bien administrados pasa lo que pasa en otras provincias, y por eso hay que aprovecha este proyecto nacional y popular y este crecimiento”.  En ese punto, la Presidenta comparó a De la Sota con el gobernador sanjuanino José Luis Gioja, al afirmar que “San Juan supo aprovechar este momento histórico”. “Cuando pide –sostuvo por Gioja- pide obras públicas para la provincia, por que ha administrado para la provincia”.
En un tiro por elevación al cordobés, al que en los últimos días salieron a criticar los más altos funcionarios nacionales, Cristina sostuvo que “cada gobernador y cada intendente deben interpretar lo que es gestionar, que hay que decir que no aunque sea difícil y hay que saber tomar decisiones para que sean sustentables en el tiempo, y eso es una buena administración”. “Necesitamos que los responsables de las administraciones provinciales y municipales acompañen con administración”, enfatizó.
La de ayer fue la primera reacción de la jefa de Estado luego de aguda tensión Nación-provincia que se produjo en los últimos días, y que tuvo su climax tras la presentación de De la Sota en la Corte, para reclamar un pago de $1.040 millones a la Anses, por convenios de financiamiento con la Caja de Jubilaciones. Hasta ese momento, la relación entre De la Sota y la Casa Rosada era tirante, pero sin la virulencia que se vio después. Ayer, Cristina dejó que considera al cordobés como un gobernador que no sabe administrar los recursos, una imagen que apuesta a lesionan las pretensiones nacionales del titular del Ejecutivo provincial.

Críticas a la “cadena del desánimo”
En medio del caceroleo que se sintió en las principales ciudades del país, la presidenta criticó a “la cadena nacional del desánimo, del miedo y del pesimismo” y la contrastó con los “millones de argentinos” que contiene “este proyecto nacional, popular y democrático”.
“Yo me encargo de desarrollar políticas activas para que los empresarios puedan tener la oportunidad de invertir, tienen que ayudar los gobernadores, los intendentes”, reclamó la mandataria.  La presidenta reiteró que “jamás tomaré una decisión que signifique eliminar un sólo puesto de trabajo, que lo sepan los empresarios de todo el país” tras inaugurar plantas industriales en San Juan.

fuente: la mañana de Córdoba

Comments

comments