Rubén Carreño se despertó del coma y comenzó a mover el cuerpo. Se levantó con ayuda y comenzó con la rehabilitación. Por el robo, hay un detenido.

 

El yerno de Ana María López de Herrara, Rubén Carreño, se recupera favorablemente en la clínica Castaño aunque permanece en terapia intensiva. La familia aseguró a sanjuan8.com que se despertó del coma y comenzó a mover algunas partes del cuerpo.

Se levantó con ayuda de los profesionales y comenzó a rehabilitarse a su justa medida, según informaron. Mientras tanto, la Policía trabaja en la búsqueda un sujeto que sería el autor del disparo que dejó a Carreño al borde de la muerte.

Por su parte, cayó un delincuente que pudo haber sido quien lo acompañó a realizar el golpe, de apellido Muñoz. También buscan a un tercero que habría servido de campana y que sería de Chimbas.

FUENTE: SAN JUAN 8

Comments

comments