El jefe de Gabinete renovó sus críticas hacia los sectores que protagonizaron la protesta contra Cristina Kirchner de la semana pasada; “El tema no le preocupa al Gobierno”, dijo

 En medio de la división que genera en el kirchnerismo la repercusión de los cacerolazos contra el Gobierno del jueves pasado, el jefe de Gabinete, Juan Manuel Abal Medina, redobló ayer su apuesta y volvió a atacar a los sectores que protagonizaron la protesta. El funcionario advirtió que quienes se manifestaron “en otros tiempos recurrían a golpes militares” para mantener “sus privilegios” y en la actualidad acuden “a los grandes medios de comunicación”.”La Argentina no tiene, como en el resto del mundo, un partido de derecha fuerte que canalice ciertos reclamos, entonces se recurría a los cuarteles y hoy a los grandes medios de comunicación”, expresó anoche, en diálogo con el programa oficialista 678 , que se emite por la TV Pública.

En ese marco, el funcionario volvió a minimizar las protestas y dijo que al Gobierno “no le preocupan”. “El tema no preocupa al gobierno. Preocupa ver ese nivel de odio, de agresividad. Es lo único que se ve”, indicó el jefe de Gabinete.

Abal Medina fue uno de los primeros miembros del Gobierno en manifestar la posición oficial, cuando al día siguiente a los cacerolazos descalificó a los manifestantes al decir que sólo “les importa lo que pasa en Miami” y que “no pisan el pasto para no ensuciarse”.

“Son sectores que no toleran una política igualitaria. En la Argentina a muchos no les gusta sentir que valen lo mismo”, apuntó, y añadió: “La Presidenta viene llevando un proyecto político, que es para los 40 millones de argentinos, y un sector se opuso a ese proyecto inclusivo”.

El funcionario reconoció que los protestantes “tienen el mismo derecho de manifestarse que cualquier otro”. Pero señaló que “se sumaron otros sectores con intereses particulares”. “La Argentina no tiene, como en el resto del mundo, un partido de derecha fuerte que canalice ciertos reclamos, entonces se recurría a los cuarteles y hoy a los grandes medios de comunicación”, apuntó, en referencia a la debilitada oposición.

fuente: la nación

 

Comments

comments