Ricardo Echegaray y su participación en un grupo estafador, su pasado militar, sus contradicciones y la manera en que maneja el ente de control más duro del Gobierno.

Una nueva edición del programa de Jorge Lanata, “Periodismo para Todos” (PPT)- Canal 13, domingos a las 22- hizo hincapié  sobre lo que llamó “la historia oculta” del titular de la AFIP, Ricardo Echegaray, con revelaciones sobre su activa participación en una organización que estafó a decenas de personas en los primeros años de la década del 90

 

Una de las mayores sorpresas fue el repaso de la historia de “Los Cóndores”, una empresa que entre 1992 y 1994 reclutaba gente en Mendoza, Bahía Blanca y Punta Alta (localidad natal del funcionario) y le cobraba dinero con la promesa de conseguirle empleo en la reconstrucción de Kuwait tras la Guerra del Golfo de 1991. El jefe de la AFIP, en ese momento, era representante legal de dicha firma, que terminó defraudando a decenas de personas a las que nunca se les devolvió el dinero.

 

Uno de los funcionarios más importantes del gobierno kirchnerista presenta contrastes muy fuertes. Así se recordó que el titular de la AFIPfue oficial recibido de la Marina, defendió activamente a la dictadura militar en sus tiempos de estudiante, fue activo militante de la UCeDé y la UPAU (el partido liberal de los años noventa) y se vinculó al kirchnerismo a través de Rudy Ulloa, secretario personal de Néstor Kirchner.

 

Pero PPT no se quedó en las anécdotas y mostró por qué Echegaray es hoy el funcionario más temido del Gobierno. Entre varios testimonios, el titular de la Federación Agraria, Eduardo Buzzi, recordó cómo utilizó la AFIP y la ex ONCCA para perseguir políticamente a los productores que se oponían a las políticas oficiales para el sector.

 

Matías Longoni, periodista y autor de del libro “Fuera de control”, contó en un informe que el gran salto de Echegaray fue en 2003, cuando Néstor Kirchner asumió la presidencia. Además, explicó que se ganó su confianza cuando le dio la misión de estar a cargo de la aduana de Comodoro Rivadavia “para acallar una investigación a una de las empresas que financió la campaña del ex presidente”. “Echegaray destila impunidad”, disparó el periodista.

 

En el programa también se mostró como Echegaray se “rodea” de gente conocida para cerrar el vínculo de confianza sobre sus acciones. El funcionario hizo ingresar a la AFIP a hermanos, primos, amigos y conocidos.

 

En tanto, en otro informe, PPT mostró casos concretos de personas que tuvieron problemas con la AFIP por el cepo al dólar. Así, Luisina, una estudiante a la que le había salido una beca de estudios contó que solo le “autorizaron el 10% de lo que estaba pidiendo para comprar”. En otro ejemplo, un jubilado dijo que para viajar le dejaron comprar dólares por un valor de 14 por día. “No me alcanza ni para los remedios”, se lamentó el hombre

 

En otro caso paradigmático, Tomás un argentino que hace tres meses vive en EE.UU. por una maestría, relató su padecimiento por los controles. “La respuesta que me dieron es que mi situación no estaba contemplada en la ley y que mi compra no iba a ser autorizadaza”, contó. “Esto me genera un sentimiento de frustración. En la universidad somos 80 extranjeros de 43 países y sólo los argentinos tenemos problemas. Vamos a almorzar y lo que hacemos es recolectar el efectivo de los demás para pagar con tarjeta. Me da vergüenza”, se lamentó.

 

Mientras recrudecen los rumores en torno a la continuidad de Echegaray en el cargo (debe ser ratificado en diciembre con acuerdo del Senado), PPT también exploró las contradicciones entre los dichos y los hechos que lo tienen como protagonista. Así, por caso, mostró que el funcionario que pone límites a la compra de dólares es poseedor de una suntuosa propiedad en Punta del Este, Uruguay, que recién este año reconoció en su declaración jurada de bienes.

 

En otro tema, PPT mostró el llamado “Manual del militante kirchnerista” de La Cámpora, donde develaron “las recomendaciones” que se les dan a los jóvenes militantes para entablar una conversación  en defensa del Gobierno. Según el programa, el PRO también realiza lo mismo y no sólo con jóvenes militantes, sino con los propios funcionarios porteños.

FUENTE> CLARIN

Comments

comments