El gobierno de Bashar Al Assad en Siria denunció que Turquía está dando paso a extremistas para que siembren el caos en su país. La denuncia va en concordancia con otras anteriores que afirman que combatientes de Al Qaeda forman parte de las falanges rebeldes que apoya USA y Occidente en el conflicto. La ONU mostró su preocupación por las reiteradas violaciones a los derechos humanos.
 
(Urgente24) – Damasco denuncia a Turquía por franquear el paso de terroristas de Al Qaeda hacia Siria La Cancillería siria envió una carta a la ONU en la que sostiene que los yihadistas ingresan para “matar a inocentes y sembrar el caos”.
El Ministerio de Asuntos Exteriores de Siria dirigió una carta al secretario general de la ONU, Ban Ki-Moon, acusando a Turquía de permitir que terroristas de Al Qaeda accedan al país para “matar a sirios inocentes, destruir sus propiedades y sembrar caos”. 
La carta confirma reportes internacionales anteriores que revelan la presencia de combatientes yihadistas en Siria, luchando contra las fuerzas gubernamentales junto a los grupos opositores armados. De hecho los informes sobre la participación de esta organización terrorista en Siria son numerosos.
En febrero de 2012, el jefe de la inteligencia nacional de USA James Clapper anunció que elementos de Al Qaeda se habían infiltrado en la oposición y eran responsables de numerosos atentados.
En concreto, mencionó dos explosiones en Damasco en diciembre de 2011 y los ataques en Alepo. En julio, la inteligencia alemana también confirmó las declaraciones de Clapper estimando que entre diciembre de 2011 y julio de 2012 fueron “cerca de 90” los ataques perpetrados en Siria con implicación de Al Qaeda.
Por otro lado, a principios de septiembre, varios medios de la región informaron que el líder de una rama de Al Qaeda había acordado con USA y Arabia Saudita el envío a Siria de 5.000 combatientes para respaldar a los rebeldes y derrocar al presidente Bashar Al Assad. En referencia a estos y otros informes, algunos especialistas de Medio Oriente se muestran preocupados porque los Gobiernos occidentales que apoyan técnica o económicamente a los rebeldes también se relacionan, aunque indirectamente, con Al Qaeda.
ONU preocupada
Naciones Unidas acusó ayer tanto al Gobierno como a la oposición siria de graves y masivas violaciones a los derechos humanos y advirtió que el aumento del número de extremistas extranjeros está exacerbando el conflicto civil en el país.
La alta comisionada de Derechos Humanos de la ONU, Navi Pillay, acusó a las tropas de Bashar al Assad de atacar, cada vez más a menudo, centros de población civil con armamento pesado. También se refirió a ejecuciones masivas cometidas por parte de los opositores, que además estarían reclutando a niños como soldados.
“Se confirma la creciente presencia en Siria de elementos extranjeros, incluidos yihadistas, que tienden a empujar a los combatientes antigubernamentales a posiciones más radicales”, señaló el presidente de la comisión, SergioPaulo Pinhero, ante el Consejo de Derechos Humanos de la ONU.
El brasileño alertó sobre la escalada de la violencia entre los musulmanes sunitas y sus rivales chiítas y alauitas. Aclaró que el número de crímenes de guerra, incluidos asesinatos y torturas, fue superior entre las tropas y milicias oficiales que entre las opositoras, y que las violaciones de los derechos humanos aumentaron en zonas asediadas por el Gobierno, como Idlib y Alepo, “donde los civiles apenas consiguen sobrevivir”. 
Pinheiro pidió al Consejo de Seguridad de la ONU “medidas apropiadas”, ya que los abusos aumentan en “número, ritmo e intensidad”. Sin embargo, evitó mencionar a la Corte Penal Internacional, pese a que en su informe elaboró un listado confidencial de responsables de los ataques, primera etapa hacia eventuales procesos.
El embajador sirio, Faysal Khabbaz Hamoui, acusó a Occidente y a las potencias árabes de enviar fondos y armas a los rebeldes. “Los mercenarios son una bomba de tiempo que explotará más adelante y en los países que los respaldan, luego de que termine su misión terrorista en Siria”, dijo.
La Guardia Revolucionaria iraní admitió que algunos de sus miembros ofrecen “ayuda y consejo intelectual” en el Líbano y en Siria. El general Mohamed Ali Jaffari negó, sin embargo, que esos miembros de la Guardia Revolucionaria estén participando en la contienda.
Por su parte, el jefe del Estado Mayor de USA, Martin Dempsey, volvió a alertar contra el uso de armas químicas por parte de Al Assad en el conflicto.

Comments

comments