Imagen de muestraMadrid, 21 sep (PL) Los trabajadores del Metro y de los autobuses de la capital española iniciaron hoy una nueva jornada de huelga contra la rebaja salarial y la desmesurada subida de las tarifas de ese servicio público. Los paros parciales en el suburbano madrileño -que el pasado lunes también paralizó sus labores- y en los ómnibus de la Empresa Municipal de Transportes (EMT) coincidirán con las horas punta de viajeros y de tráfico durante la mañana y la tarde.

En el Metro, la medida de fuerza se cumplió entre las 06:00 y las 08:00 horas (04:00 y 06:00 GMT), con unos servicios mínimos del 42 por ciento, y volverá a repetirse de 18:00 a las 20:00 horas (16:00-18:00 GMT), con el 34 por ciento del dispositivo habitual.

Por su parte, en la EMT se establecieron unos servicios mínimos de entre el 40 y el 50 por ciento en ambos turnos.

Los empleados del transporte ferroviario español protagonizaron el lunes último una huelga de 24 horas contra la liberalización del sector anunciada por el gobierno conservador de Mariano Rajoy, decisión que los sindicatos consideran una privatización encubierta.

Las principales centrales obreras de este país europeo cifraron en más de un 95 por ciento el seguimiento de la protesta, a la que se sumaron los operarios de los subterráneos de Madrid y Barcelona.

Según un real decreto aprobado en julio último por el Ejecutivo del derechista Partido Popular (PP), a partir del 31 de julio de 2013 quedará liberalizado el transporte ferroviario nacional de viajeros.

En este nuevo escenario de liberalización y competencia, el objetivo del ministerio de Fomento es lograr un incremento del número de operadores, ampliar el acceso de los ciudadanos a servicios de alta velocidad y aumentar las mercancías transportadas.

Sin embargo, las asociaciones sindicales denunciaron que los planes del PP ponen en peligro miles de puestos de trabajo y empeorarán esta prestación, al tiempo que consideran que la liberalización del sector supone una privatización encubierta.

El comité de Empresa de la EMT anunció, además, que se adherirá a los paros parciales convocados en el suburbano metropolitano para los días 28 de septiembre y 1 de octubre, en solidaridad con los compañeros del transporte público colectivo, precisó un comunicado.

De acuerdo con la agencia estatal de noticias EFE, al margen de esta jornada de huelga, en Madrid se realizarán este viernes otras 27 concentraciones y manifestaciones, en su mayoría para rechazar los severos recortes sociales y laborales emprendidos por Rajoy.

Comments

comments