El Gobernador no ratificará la enmienda votada en 2009 que autoriza sólo dos mandatos seguidos a los jefes comunales. Evalúa «bajar» su reelección para avanzar.

 Pérez rechaza promulgar límites a los intendentesEl gobernador de la provincia, Francisco Pérez, seguirá insistiendo en la necesidad de que se discuta en la Legislatura la «reforma institucional» (constitucional y política) y rechazó de plano el desafío de Julio Cobos y la UCR, que le pidieron que promulgue la enmienda constitucional (art 198) que limita las reelecciones de los intendentes a una sola. Este cambio fue sometido a consulta popular en 2009, pero por la escasa difusión que se dio al tema fue mucha la gente que no votó por la reforma y entonces los votos por el Sí, no alcanzaron para superar la mitad del padrón.

El Gobernador -además- no descarta autoexcluirse de su habilitación a una eventual reelección, si esto permite destrabar «una reforma estructural profunda» de la Constitución, que incluya la posibilidad de un segundo período para los futuros gobernadores. El tema se encuentra empantanado ante la terminante negativa de la UCR, que reclama -precisamente- que el actual mandatario no quede incluido en la habilitación a dos mandatos consecutivos.

«Yo estoy dispuesto a discutir todos los temas y no estoy detrás de un proyecto personal», dijo Pérez el miércoles. «Está decidido a mostrar todos los gestos necesarios, pero cualquier decisión la va a anunciar él personalmente, porque se trata de una decisión personal del Gobernador», dijo a Los Andes un estrecho colaborador del mandatario. «Ningún punto de algo tan trascendente como la reforma constitucional está condicionado a nada. Lo hemos hablado y estamos absolutamente de acuerdo con el Gobernador», ratifica el vice Carlos Ciurca.

Pérez y el Vice tienen previsto reunirse hoy para analizar la fecha del envío del proyecto de reforma a la Legislatura. «No existe ningún problema en revisar la posibilidad de las reelecciones, pero lo que decimos es que no se nieguen al debate. Lo que la gente pide son cambios estructurales», manifestó en la misma línea el ministro de Trabajo, Justicia y Gobierno, Félix González.

También desde el interior del justicialismo se escuchan voces que señalan la proximidad de un «renunciamiento» de Pérez que permita el avance del proceso de reforma constitucional.

Pero lo cierto es que tal vez ese gesto no alcance porque el radicalismo anunció el lunes que se opone no sólo a la reelección sino directamente a la reforma constitucional porque considera que no está dado el clima social para un proyecto así.

El intendente de San Martín y dirigente de la línea Azul, Jorge Giménez. reconoció que «es necesario avanzar en políticas de mediano y largo plazo para la provincia, aunque para ello haya que discriminar al (actual) gobernador». El jefe comunal de San Martín se manifestó en tal sentido luego de haber cuestionado a «los históricos egoísmos oficialistas de radicales y peronistas que han impedido los consensos necesarios desde (el gobernador radical Santiago Felipe) Llaver a la fecha».

La autoexclusión de Pérez, sería la segunda «concesión» del oficialismo ante la UCR, porque el Gobierno ya se mostró dispuesto a aceptar la discusión del desdoblamiento de las elecciones (que siempre reclamó el PD y hoy pide el radicalismo).

Reelecciones

Durante el cambio de guardia en la Casa de Gobierno, el ministro González aseguró que maneja encuestas «que dan a la reelección del gobernador el 50 por ciento de apoyo y que marcan un rechazo mayor al 65 por ciento al hecho de que gobernador y vice no se puedan reelegir, mientras los otros 314 cargos electivos tienen una reelección indefinida.

«Lo que estamos planteando es una reforma integral, institucional de la provincia. Pero encontramos a una parte del radicalismo que trata de circunscribir el debate pura y exclusivamente a la posibilidad de una reelección», dijo González.

«La UCR se opone terminantemente a las intenciones del oficialismo de proponer la reelección del gobernador. Y las razones son que no está dado el clima para realizarla», manifestó el presidente de la UCR e intendente de Godoy Cruz, Alfredo Cornejo. Por el momento, una eventual «bajada» de la reelección por parte de Pérez no asegura completamente que se destrabe la negociación con el radicalismo.

«Así se baje, corremos el riesgo de aprobar una asamblea constituyente con convencionales de un justicialismo impredecible, en el que el clima de los barrabravas cristinistas se está imponiendo a la anterior tolerancia peronista», disparó el senador radical, Armando Camerucci.

La declaración de la necesidad de la reforma que propicia el Gobierno requiere de una ley aprobada por una mayoría especial de dos tercios en ambas Cámaras legislativas. Por lo tanto, no avanzará sin un acuerdo entre el PJ y la UCR. De la misma manera la propuesta de reforma política del radicalismo (con elecciones separadas y financiamiento público para los partidos) necesita para su aprobación, de un entendimiento con el PJ.

FUENTE: DIARIO LOS ANDES

Comments

comments