Recibió una pena de un año de cárcel en suspenso y 18.000 dólares de multa. La sentencia del tribunal de Jerusalén no le impide seguir ejerciendo como político. Es la cuarta causa que enfrenta en poco tiempo. En una también fue condenado, y en otras dos casos de corrupción grave, fue absuelto.

El ex primer ministro israelí Ehud Olmert fue condenado hoy a una pena de un año de cárcel en suspenso y a 75.300 shekels (18.000 dólares) de multa por corrupción, una sentencia que no le impide seguir ejerciendo como político, informó una fuente judicial.
La sentencia del Tribunal del distrito de Jerusalén está por debajo de lo que pedía la fiscalía, que reclamaba seis meses de trabajos sociales, pero no una privación de sus derechos cívicos.
“Dejo el tribunal hoy con la cabeza bien alta”, dijo Olmert en una breve declaración a los periodistas a su salida del Tribunal donde escuchó la sentencia.
El 10 de julio, este mismo tribunal lo declaró culpable de corrupción en el caso del llamado “Centro de inversiones”, un organismo oficial a través del cual el ex primer ministro favoreció a un ex socio suyo, Uri Messer. En ese momento Olmert ocupaba la cartera de Comercio e Industria (2003-2006). La pena máxima para esta acusación era de tres años de prisión, por lo tanto excarcelable. El tribunal sin embargo pronunció la absolución en otros dos casos de corrupción grave, los casos Talansky y Rishon Tours.
Olmert, ex dirigente del partido centrista Kadima, tuvo que abandonar el poder en marzo de 2009 acosado por una serie de casos que lo salpicaban.
Entre otros, fue inculpado el 5 de enero en un caso mucho más grave, el enorme escándalo inmobiliario del proyecto “Holyland” en Jerusalén, que se remonta a cuando era alcalde de la ciudad (1993-2003) y en el que están implicados otros 15 ex altos responsables de la municipalidad.

Comments

comments