Esto se debe a que el titular del 1er Juzgado de Instrucción, Leopoldo Zavalla Pringles, no firma la inhibición de la causa para que la Justicia Federal proceda, aseguró la familia de la víctima.

 

A ocho años de la desaparición forzosa del ingeniero Raúl Tellechea, la causa se encuentra en stand by. Hace nueve meses se dispuso que la Justicia Federal se hiciera cargo de la investigación, pero aún no
puede porque el juez de instrucción Zavala Pringles no firma la inhibición, según informó la familia de la víctima. Cuando esto suceda se comenzará a investigar nuevamente.

Desaparición forzada

Hace un año atrás, la familia de Tellechea realizó una denuncia en la Justicia Federal por la desaparición forzosa, para que Leopoldo Rago Gallo investigue. Pero el titular del juzgado Federal Nº II rechazó la causa por tratarse de un hecho aislado de desaparición, no contemplado -hasta ese momento- en el Código Penal. En mayo de 2011, el artículo 142 sufrió una modificación y por primera vez contempló las desapariciones forzosas con funcionarios públicos implicados. Por esta razón se apeló el fallo de Rago Gallo y en noviembre de 2011 fue revocado por la Cámara de Apelaciones de Mendoza exigiéndole a la Justicia Federal que se hiciera cargo de la investigación.

Entonces, el juez federal envió un pedido al titular del primer Juzgado de Instrucción, Leopoldo Zavala Pringles, para que se declare incompetente pero esto todavía no sucede. A pesar de que los 28 tomos del expediente ya están en manos de Rago Gallo, la Justicia Federal no puede comenzar con la investigación. Este letargo procesal del traspaso de la competencia provincial a la federal provocó que durante nueve meses la causa de Tellechea permanezca sin que nadie investigue, sin que nadie se haga cargo.

Un misterio
¿Dónde esta Tellechea? ¿Qué pasó con él? Tras ocho años de desaparecido el ingeniero Tellechea, las hipótesis de su paradero siguen siendo múltiples. No todos piensan que está muerto. No todos aseguran que está vivo. Lo que se sabe es que, según la Justicia, se trata de un caso de desaparición forzada en democracia.

A Tellechea se le perdió el rastro el 28 de septiembre de 2004. Salió de su departamento ubicado en Desamparados- donde vivía solo- y no volvió mas. En su casa había dejado sus anteojos recetados, su insulina –porque padece diabetes- su DNI y su celular cargado. Fueron estudiados sus movimientos bancarios y su cuenta permaneció intacta desde el momento que se desconoció su paradero.

Muchos fueron los testigos que se acercaron a declarar antes el juez que comprendió en la causa por más de siete años, Leopoldo Zavala Pringles. Dijeron que lo habían visto en muchas localidades y hasta en otras provincias pero ninguna voz fue considerada crucial ni relevante. No había pruebas tangibles para demostrarlo. Se lo buscó a nivel nacional por mucho tiempo y se convirtió en el segundo caso con más trascendencia en el país después de Julio López. Nunca hubo nada concreto en la causa. Finalmente, en abril de este año, el juez competente confesó a SJ8 lo que él pensaba: “Es cierto, hay muchas personas que afirman que Tellechea está vivo, pero hay muchas otras que aseguran que está muerto. La opinión sobre este caso es muy dividida. Yo creo que Tellechea está muerto”, disparó por primera vez. Días más tarde, confirmaron su desvinculación de la causa. A lo largo de ocho años solo hubo cuatro personas investigadas, entre ellos dos funcionarios públicos: Eduardo Oro y Luis Moyano. También se  vinculó a Miguel Ángel del Castillo y Luis Alonso, quienes formaron parte de la Mutual de la Universidad y un día antes de su desaparición habrían mantenido una reunión con la víctima. Pero nunca hubo  elementos probatorios suficientes para procesarlos.

fuente: sanjuan8

Comments

comments