Lo dijo la titular del organismo sobre la Argentina si en diciembre no se mejoran las estadísticas públicas que difunde el INDEC.

Una semana después de que el FMI le otorgara un nuevo plazo -hasta el 17 de diciembre– a Argentina para adecuar su medición de la inflación y el PIB a los estándares internacionales, Lagarde dejó claro que se trata de la última “tarjeta amarilla” que recibe la Argentina y que la próxima implicará una seria reprimenda.
“Tienen tres meses meses para evitar la tarjeta roja, pero si no se hacen avances,sacaremos la tarjeta roja“, dijo Lagarde durante una charla en el Instituto Peterson de Washington.
Hace una semana, el organismo multilateral redactó un sintético pero duro comunicado en el que señaló al gobierno de Cristina Kircher su “preocupación de que la Argentina no se ha adecuado en conformidad con sus obligaciones en virtud del Convenio establecido”.
FUENTE: TN

Comments

comments