El gobierno riojano admiti� hoy que  se realizan trabajos de exploraci�n minera en la zona de la Laguna  Brava, una reserva natural cordillerana, lo cual gener� rechazos  de las Asambleas Ciudadanas, que alertaron sobre la " data-mce-src=El gobierno riojano admitió ayer que se realizan trabajos de exploración minera en la zona de la Laguna Brava, una reserva natural cordillerana, lo cual generó rechazos de las Asambleas Ciudadanas, que alertaron sobre la “depredación de recursos naturales”.

El director general de Fiscalización Ambiental de la  Provincia, Víctor Gigena, reconoció eyer que en la Laguna Brava había tareas  exploratorias y de investigación científica.
El funcionario admitió en diálogo con la filial riojana de  radio La Red la responsabilidad que le cabe a la provincia por la  iniciativa, aunque aseguró que cualquier explotación minera “debe  producir un estudio de impacto ambiental”.
La secretaría de Ambiente, en tanto, dictó la resolución  280/12 el 30 de agosto por la cual estableció un plan de medidas  de conservación, protección y preservación de la “Reserva de usos  múltiples” para el turismo y las empresas mineras porque es “un  área protegida”.
La Laguna Brava es uno de los atractivos más importantes de la  provincia por su valor histórico, natural y turístico.
Está ubicada unos 400 kilómetros al oeste de la capital  riojana, sobre la cordillera, y a casi 100 kilómetros del límite  con Chile.
La Asamblea Ciudadana de esta capital denunció que el gobierno  provincial “nuevamente sorprende concesionando para explotación  minera una reserva natural considerada para la humanidad como sitio  RAMSAR, convenio de protección de humedales y hábitats naturales  de aves a nivel mundial”.
Los ambientalistas denunciaron que el gobierno se “desinteresa  por el desarrollo turístico sustentable” al dar lugar a “una  economía extractivista basada en depredación de nuestros recursos y la  destrucción de sitios de conservación de especies naturales en  vías de extinción”.
Para el movimiento ciudadano el único fin de ese permiso es  “promover actividades totalmente contrarias” a la posición del  pueblo que pugna por otro modelo de desarrollo.
“Si por una cuestión de preservación se limita la circulación  de vehículos particulares con fines turísticos en no más de 25  diarios, limitando recorridos y permanencia, parece ridículo permitir  a las empresas mineras por la simple presentación de un informe  de impacto ambiental entrar maquinarias, sustancias tóxicas y  explosivos”, advirtieron los ambientalistas.
La Asamblea recordó que durante la gestión del gobernador Luis  Beder Herrera “se han concesionado para explotación minera más de  36.000 hectáreas dentro de la zona de Laguna Brava” y difundieron  detalles de cada emprendimiento.

Comments

comments