Ahmadinejad dijo que pidió el encuentro de cancilleres para “expandir” la relación bilateral con la Argentina.

Las palabras de Mahmud Ahmadinejad a la prensa acreditada en las Naciones Unidas dieron claramente cuenta de la existencia de un acuerdo previo entre la Argentina e Irán para hacer posible el encuentro que mantendrán los cancilleres de los dos países en Nueva York . El presidente persa dio ayer su discurso ante la Asamblea General del organismo y poco después reveló que había propuesto a Cristina Kirchner la creación de un grupo de trabajo para “analizar y sostener conversaciones tendientes a alcanzar la verdad” . Incluso fue más allá. “Afortunadamente, los argentinos han aceptado la propuesta . Tengo esperanza de que el diálogo entre los dos cancilleres pueda sentar las bases y una agenda para lograr este objetivo”, avisó.

Las relaciones entre los dos países pasaron del congelamiento a un grado de actividad inédito. El Gobierno había ordenado por varios años a los embajadores argentinos ante la ONU que se levantaran en el momento en que hablara Ahmadinejad, una práctica que cambió ayer y que contrastó incluso con la que llevaron a capo la mayoría de los países de la Asamblea General del organismo.

En esta ocasión, estuvieron allí el vicecanciller, Eduardo Zuain , y el encargado de la misión ante la ONU, Mateo Estreme, lo cual indica quela representación durante el discurso del presidente iraní fue la más alta a nivel diplomático que se recuerde . En los últimos días, Cristina apuró la designación de su amiga y ex senadora María Cristina “Marita” Perceval como embajadora ante la ONU.

La Presidenta dio instrucciones de mantener en el mayor de los secretos sus intenciones respecto de Irán. Se reservó para ella el anuncio que hizo durante su discurso en la Asamblea: que había aceptado que Héctor Timerman se reuniera esta semana con su par Alí Akbar Salehi. La Cancillería había dicho que fue un convite de los iraníes.

“Tenemos un respeto enorme por el pueblo de Argentina”, señaló ayer Ahmadinejad.

“Queremos expandir nuestras relaciones”, dijo . En una frase reproducida por la agencia AFP, opinó que en el conflicto con Argentinahubo “intromisión de terceros” . La tesis no es nueva. Teherán siempre sostuvo que la acusación de la Justicia argentina contra un puñado de ex y actuales funcionarios persas de que son los autores intelectuales del atentado contra la AMIA, surgió de “países” interesados en que así fuera. Irán nunca extraditó a los acusados. Argentina e Irán tienen fluidas relaciones comerciales pero en lo diplomático está reducida al nivel de encargado de negocios.

“Nosotros estamos al lado del pueblo de Argentina (…) y muchas de las mismas aspiraciones de los iraníes y de la nación y el pueblo de Argentina son esperanzas y sueños comunes”, concluyó, en lo que se refería a una visión ya más estratégica de la política internacional. En los últimos años, el Irán de Ahmadinejad inició un acercamiento a América Latina, sobre todo a Venezuela y Bolivia, dos países que incluso han recibido con honores al ministro de Defensa de Ahmadinejad, que figura entre los acusados por la justicia argentina y los buscados por Interpol por el atentado a la AMIA.

Como ocurrió el año pasado, Cristina quedó enfrente de la postura de Estados Unidos e Israel, que ayer boicotearon el discurso del presidente iraní. Quedó alineada con la postura de Dilma Rousseff, que, según el diario O Estado de Sao Paulo, está proponiendo sigilosamente a Brasil como mediador en el largo enfrentamiento entre Irán y los Estados Unidos. Esa misma vía exploró en su momento Lula da Silva con Barack Obama, pero se frustró.

fuente: clarín

Comments

comments